Creer que estás enfermo podría matarte: Conoce el efecto nocebo

Cerebro y Neurociencias

Por Sophimania Redacción
20 de Febrero de 2015 a las 10:59
Compartir Twittear Compartir
Creer que estás enfermo podría matarte: Conoce el efecto nocebo

Desde hace tiempo sabemos que las expectativas sobre la posibilidad de contraer una enfermedad pueden resultar tan peligrosas como un virus. Dimos Mitsikostas, del Hospital Naval de Atenas, Grecia, dice que "el efecto nocebo muestra el poder del cerebro, y no lo podemos explicar completamente".

En el efecto nocebo, la mente actúa en dirección contraria a la del efecto placebo: en vez de sugestionarse para curarse, se sugestiona para enfermarse. En los ensayos clínicos ahora se asigna por azar a los pacientes un fármaco real o un placebo en la forma de una píldora inefectiva. El paciente no sabe lo que está tomando, e incluso los que toman los placebos tienden a mostrar mejorías, gracias a su fe en el tratamiento. Sin embargo, también reportan náuseas, dolores de cabeza o malestares. "Es un fenómeno consistente, pero la medicina nunca ha podido realmente abordarlo", dice Ted Kaptchuck, de la Facultad de Medicina de Harvard.

Aunque muchos de los efectos secundarios son algo subjetivos, las respuestas de nocebo ocasionalmente aparecen como erupciones en la piel o se detectan en exámenes fisiológicos. "Es increíble, toman pastillas con azúcar y cuando mides las enzimas del hígado están elevadas", dice Mitsikostas.

 

 

nocebo 2

Foto: WP

 

 

El cerebro reacciona

 

Se han escaneado cerebros de individuos sometidos a las sugestiones nocebo que parecen desencadenar activaciones en el hipotálamo, y en la glándulas pituitaria y suprarrenal, áreas que se ocupan de amenazas extremas a nuestro cuerpo. La historia está llena de misteriosas epidemias que pueden haber surgido de esa forma. En tiempos recientes la más escalofriante fue lo ocurrido entre miembros de la etnia Hmong que llegaron a EE.UU. procedentes del sudeste asiático en la década de los 80.

Jóvenes sin enfermedades previas comenzaron a morir mientras dormían, luego de períodos de pesadillas y parálisis del sueño. Según las especulaciones de los expertos, lo sucedido tuvo su origen en una fuerte creencia cultural en demonios nocturnos.

Otras veces el temor a la nueva tecnología parece ser responsable. A finales del siglo XIX los usuarios de los recién inventados teléfonos reportaron mareos y dolores tras usar los aparatos. A la reacción alérgica a las conexiones inalámbricas de internet se le conoce como "síndrome de la turbina eólica".

Hoy en día el nocebo es quizás más visible en trastornos controversiales como el llamado "síndrome de la turbina eólica" o la "electrosensibilidad", una reacción alérgica a señales de teléfonos móviles y conexiones inalámbricas de internet. Pero si algo nos dice el efecto es que no deberíamos subestimar la angustia que causa su condición. "No tengo ninguna duda de que la gente realmente experimenta síntomas físicos", dice James Rubin del King’s College de Londres.

 

 

nocebo 3

Foto: AERZTEBLATT

 

 

Dos personas con resfriado

 

Si empiezas a creer que te vas contagiar de esa gripe de tu compañero de oficina, te haces más vulnerable. El tema representa un dilema moderno para la medicina, señala Rebecca Wells del Centro Médico Bautista Wake Forest (EE.UU.) "No hay verdades indiscutibles y rápidas sobre lo que la medicina hace", dice.

Wells piensa que en el futuro los doctores necesitarán desarrollar nuevos procedimientos para decidir qué hechos divulgar al paciente y cómo enmarcar la información. Mientras tanto, la educación en sí misma puede restarle poder al efecto nocebo. Mitsikostas, por ejemplo, le explica a sus pacientes que deben cuidarse de sus propias expectativas negativas.

La conexión entre la mente y el cuerpo, sostiene, es algo que no nos podemos dar el lujo de ignorar, a pesar de nuestros increíbles instrumentos médicos nuevos.

 

 

FUENTE: BBC


Compartir Twittear Compartir