¿Eres introvertido? Descubre la ciencia detrás de este incomprendido rasgo de personalidad

Cerebro y Neurociencias

Por Sophimania Redacción
7 de Marzo de 2016 a las 12:14
Compartir Twittear Compartir
¿Eres introvertido? Descubre la ciencia detrás de este incomprendido rasgo de personalidad

Crédito: Bustedhalo

 

Siempre escuchamos a las personas identificar su personalidad en términos como “soy introvertido”, “soy extrovertido”, pero ¿sabes de dónde nace esta teoría psicológica del a personalidad?

Según Alexandra Lores, para El País, en 1921, se publica “Tipos psicológicos”, un ensayo del psicólogo suizo Carl Gustav Jung donde explica que los seres humanos nos dividimos en dos grandes bloques según el patrón de personalidad: introvertidos y extrovertidos. “Para Jung, las personas introvertidas pondrían el foco en los procesos subjetivos y psicológicos […] Por el contrario, los extrovertidos situarían el objeto en su centro de interés y el sujeto se vería subordinado a este”.

Luego, otro renombrado científico, Hans Eysenck, creó el conocido Test de Personalidad de Eysenck (EPQ), que permitía ubicar a las personas en el continuo de extraversión – introversión (además de integrar el rasgo neuroticismo y más adelante psicoticismo para tipificar la personalidad).

Para el psicólogo Alberto Soler Sarrio, nadie está estancado en un extremo, sino que podemos ubicarnos a lo largo de un espectro, además, resalta la necesidad de tener en cuenta el momento personal que se vive al momento de evaluar la personalidad.

No-footsteps-luminosityblog.jpg

Pero estos rasgos de personalidad, en específico la introversión / extroversión, ¿son genéticos? Los ingleses Kathryn Asbury y Robert Plomin creen que sí luego de estudiar gemelos. Sin ánimo de caer en el "reduccionismo genético" (el error de pensar que todo es genético), los neurólogos coinciden en que los procesos cerebrales de una persona introvertida y otra extrovertida son diferentes y que, por lo tanto, nuestra personalidad vendría determinada, explica Lores.

¿Cómo es un introvertido? Mientras los extrovertidos buscan vivir emociones fuertes que les reporten placer, necesitan mayor estimulación externa y son más sociables, los introvertidos no le dan mucho peso a la vida social, y es muy difícil verlos ocupando un papel importante en los medios de comunicación o en las juntas directivas de las grandes empresas. Tienen también más dificultades a la hora de expresarse y, como consecuencia, su voz no llega tan lejos como la de la gente que no comparte este patrón. Además, los introvertidos tienen una mayor tendencia a refugiarse en sí mismos porque son más autoconscientes, lo que podría llegar a entenderse como algo negativo, según Lores.  

Los introvertidos procesan de una manera diferente sus vivencias y actúan normalmente de una manera menos superficial. Son más autoanalíticos y tienen más claro cuáles son sus necesidades psicológicas; a diferencia de los extrovertidos, que son menos conscientes de sus problemas, explica Javier Tirapu Ustárroz, neuropsicólogo clínico y miembro del Grupo de Estudio de Neuropsicología de la Sociedad Española de Neurología (SEN).

Además, este científico explica que los extrovertidos liberan mayores dosis de dopamina al cerebro, según un estudio. "La dopamina ejerce una acción estimulante y actúa creando una sensación de que algo interesante está sucediendo. Todo lo contrario ocurre con los introvertidos, para los que socializar supone un gasto enorme de energía”.

Para cuidarse de este gasto de energía, las personas introvertidas necesitan pasar tiempo a soles e intercalar salidas con momentos de tranquilidad. "Al igual que a un extrovertido le genera mucha ansiedad no tener un plan el fin de semana, a ellos les genera una especie de cansancio el hecho de enfrentarse a ciertas situaciones sociales”, explica Ustárroz.

Esto quiere decir que necesitan espacio para recargar energías. Además, los introvertidos suelen ser más creativos y empáticos, porque están más conectados son sus procesos internos y necesitan menos estimulación para tener bienestar, finaliza Ustárroz.  

 

 

FUENTE: El País


#personalidad #extroversion #introversion
Compartir Twittear Compartir