Estudio: Los ojos pueden traicionar nuestros pensamientos

Cerebro y Neurociencias

Por Sophimania Redacción
8 de Junio de 2015 a las 15:22
Compartir Twittear Compartir
Estudio: Los ojos pueden traicionar nuestros pensamientos

Investigadores parecen haber descubierto que los ojos no solo reflejan lo que pasa en el cerebro, sino que también podrían tener influencia en nuestros recuerdos o en la toma de decisiones.

Los ojos están en constante movimiento y aunque muchos de estos movimientos ocurren de manera consciente, otros tienen lugar sin que nos demos cuenta, como cuando leemos o estamos durmiendo. Un estudio publicado el 2014 mostró que la dilatación de las pupilas está ligada a cierto grado de incertidumbre a la hora de tomar una decisión: si alguien está menos seguro de decidir algo se sienten más alerta, lo que causa dilatación de las pupilas.

Tobias Loetscher y sus colegas de la Universidad de Zurich, en Suiza, registraron los movimientos oculares de 12 voluntarios a los que enseñaron una lista de 40 números.

Descubrieron que la dirección y alcance del movimiento de los ojos de los participantes predecía si el número que iban a decir era mayor o menor que el que acababan de observar: la mirada se dirigía hacia arriba a la derecha si se estaba a punto de decir un número mayor, y abajo a la izquierda si se iba a decir uno menor.

 

 

ojos 2

Foto: BBC

 

 

En 2013, otro estudió demostró que los movimientos de los ojos hacían más fácil acordarse de cosas. En un experimento se reclutó a 24 participantes y se les dijo que examinaran detenidamente una serie de objetos dispuestos en la esquina de una pantalla de computadora.

Los participantes debían escuchar una serie de frases relacionadas con los objetos e indicar si eran verdad o no. A algunos participantes se les permitía mirar a cualquier lugar de la pantalla mientras que a otros se les pedía que mantuviesen la mirada en un punto fijo. Los investigadores descubrieron que aquellos a los que se les permitía mover los ojos libremente obtenían mejores resultados.

"Cuando alguien ve algo que ya ha visto antes, los ojos se ven atraídos hacia información que ya conoce, incluso aunque no se tenga memoria consciente de ello", afirma Roger Johansson, psicólogo de la Universidad de Lund, Suecia, y uno de los autores del estudio.

Un reciente estudio demostró que el rastreo ocular puede ser usado para influenciar las decisiones de índole moral que tomamos. Se les sometió a los participantes del estudio a preguntas complejas como: "¿Puede ser el asesinato alguna vez justificable?" y se les enseñó posibles respuestas en la pantalla de una computadora. Rastreando los movimientos oculares y eliminando una de las respuestas en el momento justo los investigadores pueden influenciar la decisión final.

La aparición de aplicaciones para móviles que rastrean la mirada abre la posibilidad de alterar el proceso de toma de decisiones de la gente de forma remota. Por lo tanto el movimiento ocular puede influenciar funciones mentales complejas como la memoria y la toma de decisiones, y engañar a nuestros pensamientos, creencias y deseos. Saber esto puede aportarnos maneras de mejorar nuestras funciones mentales, pero también nos hace vulnerables a la manipulación.

 

 

FUENTE: BBC


Compartir Twittear Compartir