Estudio: Sonido de la voz de la madre acelera el crecimiento del cerebro del bebé prematuro

Cerebro y Neurociencias

Por Sophimania Redacción
23 de Febrero de 2015 a las 17:49
Compartir Twittear Compartir
Estudio: Sonido de la voz de la madre acelera el crecimiento del cerebro del bebé prematuro

Los bebés que nacen prematuramente tienen más del doble de probabilidades de tener dificultad para oír, probablemente porque las regiones cerebrales que procesan los sonidos no están suficientemente desarrolladas en el momento del nacimiento. Ahora, un estudio con 40 bebés prematuros sugiere que recrear un ambiente que replique el seno materno con grabaciones de los latidos del corazón y la voz de la madre podría potencialmente corregir estos déficits. El estudio fue publicado en PNAS.

 

Un feto comienza a oír aproximadamente a las 24 semanas de gestación, ya que las neuronas migran y forman conexiones en la corteza auditiva, una región del cerebro que procesa el sonido, explica Karim Stromswold, de la Universidad de Rutgers. Una vez que la corteza auditiva empieza a funcionar, un feto normalmente escucha principalmente sonidos de baja frecuencia, el latido del corazón de la madre, por ejemplo, y la melodía y el ritmo de su voz.

 

Para probar si los sonidos que un feto se oye en el útero puede tener un efecto positivo en los bebés prematuros, los investigadores pidieron a los padres de 40 de estos bebés en el Hospital Brigham su participación en un experimento de un mes. Los investigadores les pidieron a la mitad de las madres que les canten u lean "Twinkle, Twinkle, Little Star" y “Goodnight Moon” en un estudio de grabación y registrar sus latidos del corazón con un estetoscopio conectado a un micrófono. Entonces, los científicos eliminaron los tonos de frecuencia más alta de las grabaciones aplicaron sesiones de 45 minutos por un total de 3 horas al día en las incubadoras de 21 infantes, mientras que los otros niños recibieron atención estándar. Después de 30 días, se compararon las imágenes de ultrasonido de los cerebros de ambos grupos.

 

 

prematuro 2

Foto: ScienceMag

 

 

Los bebés expuestos a las voces de sus madres tenían cortezas auditivas significativamente más gruesas que las del grupo de control. Aunque el mayor crecimiento no brinda datos acerca de cómo serán los bebés más adelante, "sabemos por otros estudios que mientras más grande es la corteza auditiva, mejor" cuando se trata de desarrollo del cerebro en esta región.

 

El hecho de que los investigadores observaron diferencias en la estructura cerebral después de solo 30 días encaja bien con las teorías existentes sobre el desarrollo del cerebro de bebés prematuros, dice Stromswold. Sin embargo, el estudio tiene varias debilidades. Una es que hubo cinco bebés mujeres más en el grupo de tratamiento que en el grupo control. Los bebés prematuros femeninos tienden a hacerlo mejor que los hombres al nacer, especialmente cuando se trata de la lengua, por lo que el desequilibrio podría haber sesgado el análisis del grupo a favor de un resultado positivo.

 

Otra es que el grupo no se puede comparar "antes" y "después" para ver cómo el cerebro de cada infante cambia con el tiempo. Los autores están de acuerdo en que se necesitan estudios más amplios y detallados para confirmar los resultados de su equipo, y advierten que este tipo de intervenciones no pueden ser suficientes para contrarrestar los muchos problemas de salud que los bebés prematuros enfrentan. Sin embargo, dice, el estudio sugiere que incluso 3 horas diarias de exposición a sonidos del seno materno "puede ser suficiente para establecer el cerebro en el camino del desarrollo correcto".

 

 

FUENTE: Science Magazine


Compartir Twittear Compartir