Estudio: Ver porno disminuye la materia gris del cerebro

Cerebro y Neurociencias

Por Sophimania Redacción
6 de Junio de 2014 a las 14:44
Compartir Twittear Compartir
Estudio: Ver porno disminuye la materia gris del cerebro

Los hombres que ven grandes cantidades de material sexualmente explícito tienen áreas de recompensa del cerebro más pequeñas, según estudio publicado en JAMA Psychiatry. 

"Eso podría significar que el consumo habitual de pornografía en cierta medida desgasta el sistema de recompensa", dice Simone Kühn, psicóloga en el Instituto Max Planck y autora principal del estudio.

 

 

porno grafico
El sistema de recompensas es un conjunto de estructuras nerviosas en el cerebro que regulan y controlan el comportamiento mediante la inducción de placer.

 

 

El análisis de los cerebros

 

Los investigadores escanearon los cerebros de 64 hombres de entre 21 y 45 años con una máquina de resonancia magnética.

Para el experimento, los científicos les pidieron que respondieran a un cuestionario sobre el tiempo que dedicaban a ver vídeos sexuales, cuyo resultado dio un promedio de cuatro horas semanales

Estos sujetos de estudio, que veían pornografía a menudo tenían un cuerpo estriado más pequeño, que es una parte importante del sistema de recompensa y también participa en la excitación sexual.

 

El estudio también encontró que los sistemas de recompensa de los hombres que ven porno con regularidad fueron menos activos cuando vieron imágenes sexualmente explícitas.

"Asumimos que los sujetos con un alto consumo de pornografía necesitan aumentar la estimulación para recibir la misma cantidad de la recompensa", dice Simone Kühn.

 

 

Consecuencia o condición


¿Los hombres que consumen más pornografía tienen un área de recompensa más pequeño y necesitan mayor estimulación, o el consumo de pornografía genera una disminución de esta zona del cerebro?

 

Los investigadores admiten que ambos pueden ser verdad. Pero dicen que esta última opción es la más probable.

"Hemos encontrado un importante vínculo negativo entre el acto de ver pornografía varias horas a la semana y el volumen de materia gris en el lóbulo derecho del cerebro, así como la actividad de la corteza prefrontal", afirman los autores del estudio.

 

Kühn explica que en la literatura psicológica y científica existente se sugiere que los consumidores de porno con el tiempo necesitan buscar materiales con nuevo juegos sexuales y estimulación más extrema.

"Eso encajaría perfectamente con la hipótesis de que sus sistemas de recompensa necesitan creciente estimulación".

 

 

porno 2

BBC

 

 

 

Cerebros de adictos

 

Kühn indica que el equipo había predicho encontrar cambios en el sistema de recompensa, es más, esperaban encontrar un sistema de recompensa más desarrollado. Sin embargo, encontraron todo lo contrario.

 

En 2001, los investigadores encontraron que las partes del cerebro relacionadas con la recompensa eran hasta diez por ciento más grandes en adictos a la cocaína que en los sujetos no dependientes.

 

Y como si eso no fuera suficiente: "En un estudio con adolescentes, se encontró que jugar videojuegos con frecuencia conduce a un aumento en el tamaño del cuerpo estriado", afirma Kühn. El cuerpo estriado también está involucrado en la adicción a las drogas. Pero señala que se sorprendió al ver que el porno frecuente produce una disminución del volumen del cuerpo estriado y no lo contrario.

 

 

¿La pornografía es una adicción?

 

"La pornografía no es ya una cuestión de minorías, sino un fenómeno de masas que influye en nuestra sociedad", explican los investigadores. Se estima que 50% de todo el tráfico de Internet está relacionado con el sexo.

 

Los psiquiatras han estado debatiendo si es posible desarrollar una adicción a la pornografía. Pero todavía tienen que ponerse de acuerdo en un definición clínica de la adicción a la pornografía.

 

En febrero, en la publicación Current Reports sobre Salud Sexual, los psiquiatras explicaban que no hay tal cosa como la adicción a la pornografía. No había ninguna señal, escribieron, que el uso de la pornografía provoque algún cambio en el cerebro.

Esta última investigación puede hacerlos cambiar de opinión.

 

FUENTES: DWMuy Interesante 


Compartir Twittear Compartir