Los golpes en la cabeza matan neuronas, descubre cómo

Cerebro y Neurociencias

Por Sophimania Redacción
16 de Julio de 2015 a las 13:08
Compartir Twittear Compartir
Los golpes en la cabeza matan neuronas, descubre cómo

Una investigación del Beth Israel Deaconess Medical Center de Boston con ratones, que publicada la revista “Nature”, proporciona la primera evidencia directa que vincula la lesión cerebral traumática con la encefalopatía traumática crónica y la enfermedad de Alzheimer. Además, abre la posibilidad de una intervención temprana para prevenir el desarrollo de éstas debilitantes enfermedades neurodegenerativas.

 

"El alzhéimer y la encefalopatía traumática crónica son enfermedades terribles que progresivamente roban la memoria, el juicio y la capacidad de funcionar de forma independiente", explica el coautor del estudio, Álvaro Pascual-Leone, que también es director asociado del estudio sobre la salud de los jugadores de fútbol (FPHS) de la Universidad de Harvard.

 

Cuando ratones y humanos sufren lesiones cerebrales traumáticas, que se producen por golpes en la cabeza, las neuronas comienzan a producir la proteína tau anormal que cambia de forma y recibe el nombre de cis P-tau. Esta proteína hace que se deshaga el esqueleto interno de las células nerviosas, fundamental para transportar sustancias necesarias para la transmisión de impulsos y de las centrales energéticas de la célula, las mitocondrias. Este efecto conduce a la muerte celular masiva.

 

 

golpe 2

Foto: ABC

 

 

La proteína tau deforme puede desarrollarse en tan solo 12 horas después de una lesión cerebral traumática, poniendo en marcha una cascada destructiva que pueden conducir a la neurodegeneración generalizada. “Nuestro estudio muestra que el proceso neurodegenerativo inducido por la proteína tau tóxica puede comenzar apenas unas horas después de una lesión cerebral traumática. Hemos desarrollado un anticuerpo monoclonal que previene ese proceso mediante la neutralización de esta proteína tóxica y la restauración de la estructura y función normal de las neuronas", explican los investigadores. Al parecer, los ratones responden en cuestión de días al anticuerpo.

 

La fosforilación anormal de la proteína tau es uno de los procesos que tienen lugar en la enfermedad de Alzheimer y otras enfermedades neurodegenerativas. En los últimos años, el laboratorio Kung Pin Lu, que lidera la investigación publicada en Nature, descubrió que la proteína tau puede presentarse en dos formas, una asociada a un funcionamiento normal y otra implicada en estas patologías.

 

 

golpe 3

Foto: lainformacion

 

 

Después de confirmar la existencia de este forma patológica de la proteína tau en el tejido cerebral de personas que había muerto por una lesión cerebral traumática, los autores simularon lesiones semejantes a las producidas por los deportes y las explosiones en modelos de ratones, y vieron que que la formación de la forma anómala de tau (cis P-tau) dependía de gravedad de la lesión y de la frecuencia con que se habían recibido.

 

La investigación también ha mostrado que, con el tiempo, la proteína anómala se extiende progresivamente por todo el cerebro. Y que el tratamiento con el anticuerpo que la neutraliza elimina el efecto tóxico y la muerte de las neuronas, restaurando la estructura y función de las neuronas.

 

 

FUENTE: ABC


Compartir Twittear Compartir