¿Qué les pasa a los adolescentes? Científicos descubren en su cerebro las razones para su comportamiento

Cerebro y Neurociencias

Por Sophimania Redacción
4 de Febrero de 2015 a las 11:27
Compartir Twittear Compartir
¿Qué les pasa a los adolescentes? Científicos descubren en su cerebro las razones para su comportamiento

Los seres humanos son en general seres muy sociables. Los científicos ya han descubierto que esto se refleja en nuestra salud y bienestar (el aislamiento social que se asocia con una mayor depresión, peor salud y una vida más corta).  Nuestros cerebros están de acuerdo: con el tiempo, nos desarrollamos específicamente para tareas sociales, pero al parecer no todos los tipos de interacción social afectan al cerebro de igual manera.

 

Cuando los investigadores estudian el cerebro de las personas que tratan de predecir los pensamientos y sentimientos de los demás, observan una diferencia en la actividad cerebral en función de si esa persona está tratando de entender a un amigo frente a un extraño. Estas interacciones sociales se extienden también hacia otra área importante del cerebro: el núcleo accumbens. Esta estructura es clave en el sistema de recompensa del cerebro.

 

Las diferencias en estas partes del cerebro pueden dar cuenta de cierta variabilidad entre los individuos, pero ¿qué pasa con las diferencias que parecen estar definido por la edad? Muchas áreas del cerebro crecen y se desarrollan a medida que envejecemos, y las áreas responsables de las emociones sociales no son diferentes. Entre las edades de cuatro y cinco, comenzamos a desarrollar la capacidad de entender que las personas que nos rodean podrían tener pensamientos o emociones diferentes a las nuestras.

 

 

teen 2

Foto: SA

 

 

La adolescencia, el período que se extiende desde la pubertad hasta el punto de estabilidad independiente,  es a menudo retratado como un momento dramático que le da un nuevo énfasis a la importancia de la amistad. Los investigadores han encontrado que durante este período las personas valoran el aporte de las amistades aún más que el aporte de la familia.

 

Una de las áreas que más cambia durante este periodo es el área que se ocupa de las emociones sociales. Cuando los investigadores piden a los adolescentes y adultos explicar ciertas emociones, ambos grupos sienten y los describen de la misma manera. Pero la actividad que sucede en el cerebro, y la forma en que la información está siendo procesada, se diferencia entre los dos grupos.

 

Debido a que algunas áreas del cerebro continúan en crecimiento durante la adolescencia, los investigadores quieren saber si esto podría conducir a la importancia adicional que se le asigna a las señales de aprobación y desaprobación de los amigos durante esta edad. Los investigadores destacan el papel que este hecho podría jugar en los procesos de toma de decisiones.

 

A medida que aprendemos más sobre la forma en que nuestro cerebro procesa la información social y las emociones, podemos comprender mejor las diferencias entre individuos y entre grupos de edad.

 

 

FUENTE: Scientific American


Compartir Twittear Compartir