Ciclismo arqueológico: Recorren huacas de Lima para generar consciencia

Dinosaurios, Paleontología y Arqueología

Por Sophimania Redacción
16 de Septiembre de 2015 a las 08:27
Compartir Twittear Compartir
Ciclismo arqueológico: Recorren huacas de Lima para generar consciencia

Los siete fundadores del Círculo Ciclista Protector de las Huacas, en Lima, recorren en bicicleta cada mes las distintas ubicaciones de las huacas que existen en la capital del Perú.

 

Convocando entre 70 y 200 personas, estos ciclistas pasan todos los meses para corroborar el lamentable estado de abandono de los lugares sagrados del Perú prehispánico que, pese a haber sido reconocidos por el Estado como patrimonio cultural, están amenazados por la basura y la construcción de viviendas.

 

 Son activistas de dos causas casi perdidas: cada semana hay atropellos de ciclistas en la región metropolitana de Lima, y el cuidado del patrimonio interesa poco a ciudadanos más preocupados por la inseguridad.

 

“Surgimos como grupo después de que una inmobiliaria destruyese una de las pirámides de la Huaca Paraíso en 2013 y el Ministerio de Cultura cancelase la puesta en valor del lugar”, recuerda el educador y fundador del Círculo, Nils Castro, sobre el ataque al sitio de 4.200 años de antigüedad en el distrito de San Martín de Porres, en Lima Norte.

 

 

ciclista 2

El País

 

 

Una semana antes de cada visita, el grupo sale en inspección para determinar la ruta y los lugares de descanso en los que un narrador oral aprovecha para contar algunos mitos de las huacas y los hombres de Huarochirí, cultura que se desarrolló en la provincia de Lima. En el recorrido de 45 kilómetros, todos se cuidan: avisan si hay un hueco, uno detiene el paso de los autos en un cruce sin semáforo, otro toca el timbre pidiendo respeto a quienes invaden la ciclovía de la avenida Universitaria, en Lima norte. En la ciclovía, interrumpen neumáticos tirados, desechos, y autos mal estacionados.

 

“En cada recorrido, pedimos a los participantes que revisen el estado de la huaca y luego escogemos uno de los carteles con los que nos tomamos una foto grupal con la leyenda: Huaca protegida, ¿Huaca protegida?, Huaca en destrucción o Destruida. La mayoría de las huacas que hemos visitado están desprotegidas”, afirma Castro a EL PAÍS. El grupo registra el estado de las huacas cada vez que las visitan, y sistematizará esa información para hacerla pública.

 

El Círculo intenta tocar las puertas de los vecinos e involucrarlos con la historia del lugar: a los residentes de la Huaca El Oro les pidieron permiso para usar el parque ubicado al lado de la huaca en una ceremonia de ofrenda a los antepasados, y tuvieron acogida.

 

 

FUENTE: El País


Compartir Twittear Compartir