Encuentran fragmento de texto bíblico en máscara de momia egipcia

Dinosaurios, Paleontología y Arqueología

Por Sophimania Redacción
20 de Enero de 2015 a las 11:11
Compartir Twittear Compartir
Encuentran fragmento de texto bíblico en máscara de momia egipcia

Oculto en la máscara de una momia, un texto que tal vez sea la copia del evangelio más antiguo en existencia, un fragmento del Evangelio de Marcos escrito antes del 90 d.C, está a punto de ser revelado al público por primera vez. En la actualidad, las copias sobrevivientes de los textos de los evangelios datan del segundo siglo (entre los años 101 y 200).

 

En cambio, el evangelio descubierto data del primer siglo de nuestra era y fue escrito en una hoja de papiro que más tarde se reutilizó para crear una máscara funeraria. Las máscaras que portaban las momias de los faraones estaban hechas de oro, pero la gente ordinaria no podía costear tales lujos en el más allá, por lo que sus máscaras eran de papiro o lino junto con pintura y pegamento.

 

“Recobramos documentos ancestrales del primer, segundo y tercer siglo. Y no solo documentos cristianos o bíblicos, sino también clásicos griegos, cartas personales, y otros textos más cotidianos”, dijo el Profesor Craig Evans, un estudioso del Nuevo Testamento en el Acadia Divinity College en Wolfville, Nueva Escocia.

 

 

evangelio 2

Foto: MYSTERYPLANET

 

 

Entre los clásicos griegos, se encuentran copias de las historias del poeta Homero. Asimismo, los textos más mundanos, por ejemplo, sobre negocios de la época, incluían en muchas ocasiones fechas. Una de las desventajas del proceso es que la máscara de la momia es destruida, por lo que algunos egiptólogos debaten si el método utilizado debe proseguir para revelar textos antiguos a costa de una destrucción sistemática.

De hecho, algunas no son máscaras en sí, sino más bien simples piezas de cartonaje. “No es extraño recobrar docenas de textos de una sola máscara; tendremos en nuestras manos cientos, sino miles, de papiros cuando hayamos finalizado la investigación”, destacó Evans. A pesar que el fragmento del evangelio del primer siglo es pequeño, el texto proveerá pistas sobre si el Evangelio de Marcos sufrió cambios o modificaciones a través de los años subsiguientes.

 

Esto puede brindar valiosa información acerca de cómo y cuándo fueron copiados los textos bíblicos. “Tenemos razones de sobra para creer que los escritos originales y sus copias más tempranas estuvieron en circulación por cien años, y en algunos casos mucho más, hasta 200 años”, dijo Evans. Lo anterior significa que si un escriba hacía la copia de una escritura del siglo tercero podría haber tenido a su disposición las originales del primer siglo o sus copias, como así también copias del siglo segundo.

El equipo de investigación publicará el primer volumen de textos obtenidos de las máscaras de las momias y cartonaje durante el transcurso del presente año (2015). Incluirá, desde luego, el fragmento del Evangelio de Marcos datado en el primer siglo después de Cristo.

 

 

FUENTE: Science Alert


Compartir Twittear Compartir