Teñirse el cabello no sería una práctica sana

Física, Mundo Cuántico y Futuro

Por Sophimania Redacción
19 de Diciembre de 2014 a las 15:36
Compartir Twittear Compartir
Teñirse el cabello no sería una práctica sana

La belleza es una industria de miles de millones de dólares que se sigue creciendo. De acuerdo con un informe, la fabricación de cosméticos han traído $ 255 mil millones de dólares ingresos a nivel mundial en 2014. Sin embargo, a nivel mundial, los productos de cuidado del cabello son la porción más grande de la industria de la belleza y seguro cerca de un cuarto de los ingresos de la industria.

 

 

La historia del tinte para cabellos

 

La evidencia arqueológica muestra que el uso de tintes por los seres humanos se remonta al Paleolítico. Los primeros seres humanos utilizaron el óxido de hierro contenido en la suciedad para decorar sus viviendas, textiles y el cuerpo con el color rojo. No pasó demasiado tiempo hasta que se aplicaron los colorantes en la cabeza.

Los antiguos egipcios se teñían el pelo, pero rara vez lo hicieron mientras estaba sobre sus cabezas. El negro era el color más popular hasta alrededor del siglo 12 antes de Cristo, cuando se utilizó material vegetal para colorear las pelucas rojas, azules o verdes, y polvo de oro se utilizó para crear el amarillo.

 

 

tinte 2

Foto: ELLISPARRINDER

 

 

De los tintes naturales, la henna perdura. Los antiguos también utilizaban el azafrán, el añil y la alfalfa. Analizar muestras de cabello ha revelado que los griegos y los romanos utilizaron miles de tintes permanente para teñir el cabello de negro. Se mezclanbn las sustancias que hoy conocemos como el óxido de plomo y el hidróxido de calcio para crear una nanopartícula de sulfuro de plomo, que se forma cuando los productos químicos interactúan con los vínculos de azufre en la queratina, una proteína en el pelo. Cuando la aplicación directa de plomo resultó ser demasiado tóxica, los romanos cambiaron su fórmula de tinte negro a uno hecho por la fermentación de sanguijuelas durante dos meses en un recipiente de plomo.

Se exigió que las prostitutas durante los primeros años del Imperio Romano tengan el pelo amarillo para indicar su profesión. La mayoría llevaba pelucas, pero algunas empapaban su pelo en una solución hecha a partir de cenizas de las plantas quemadas o tuercas para lograr el color químicamente.

 

 

 

Peligros para la salud

 

En 1979, la FDA trató de insistir en que los fabricantes de tintes para el cabello coloquen la siguiente etiqueta en sus productos: "Advertencia - Contiene un ingrediente que puede penetrar en la piel y se ha determinado que causa cáncer en animales de laboratorio." El ingrediente que se refiere es 4 MMPD, 4-metoxi-m-fenilendiamina, un colorante que mostró suficiente evidencia científica de ser cancerígeno.

Los fabricantes no estaban de acuerdo y amenazaron con demandar a la FDA si presionaban para la etiqueta. La FDA dio marcha atrás. Unos años más tarde, los fabricantes retiran el compuesto cancerígeno de sus fórmulas, mientras que mantiene que el 4-MMPD nunca fue dañino.

 

 

tinte 3

Foto: CDN

 

 

En 2001, investigadores de la Universidad del Sur de California publicaron un artículo en el International Journal of Cancer concluyendo que las mujeres que se tiñen el cabello con frecuencia tenían el doble de probabilidades de desarrollar cáncer de vejiga que aquellas que se abstenían.

Durante la última década, el Comité de Ciencias de los Productos de Consumo (CCPC) (un comité de la Comisión Europea encargado de evaluar e informar sobre la seguridad del producto) ha recogido y evaluado los datos de los fabricantes y opiniones sobre una serie de ingredientes de tinte para cabello. Esta re-evaluación ha puesto de relieve dos cuestiones:

La primera es que la UE ha clasificado 27 ingredientes de color de pelo como “sensibilizadores”, enumerando 10 de ellos como extrema y 13 fuertes. Aunque la primera exposición a un sensibilizador podría tener un efecto perceptible, una exposición posterior (a la misma sustancia química o sustancias químicas similares en tatuajes o textiles temporales) podría dar lugar a una reacción alérgica. En el peor caso, que podría desencadenar la anafilaxia, una respuesta alérgica extrema y potencialmente fatal.

La segunda cuestión es la falta de datos sobre lo que hacen los químicos del tinte en el interior del cuerpo humano. En caso de duda, la Comisión Europea prohíbe el uso de una sustancia química en particular. Se ha prohibido 22 productos químicos hasta el momento, y actualiza anualmente.

Cuando la SCCP publicó los resultados a principios de 2007, Colipa (la asociación europea del sector cosmético, ahora conocido como Cosmetics Europe) publicó una declaración para "reforzar su confianza en la seguridad de los tintes para el cabello". Aunque declarando su apoyo a la labor en curso de la Comisión Europea para evaluar la seguridad de los tintes para el cabello, argumentaron que los químicos del tinte se están probando en aislamiento y que los resultados no indicacan riesgos para la salud.

Los científicos que trabajan para la industria siguen señalando que no hay estudios epidemiológicos indiscutibles que muestren un riesgo significativo de cáncer entre las personas que se tiñen el cabello.

 

 

FUENTE: GIZMODO


Compartir Twittear Compartir