Comer nueces todos los días protege de una muerte temprana

Medicina, Salud y Alimentos

Por Sophimania Redacción
12 de Junio de 2015 a las 14:06
Compartir Twittear Compartir
Comer nueces todos los días protege de una muerte temprana

Comer la mitad de un puñado de nueces cada día podría reducir sustancialmente el riesgo de muerte prematura, segiere un estudio holandés publicado en The International Journal of Epidemiology.

Estudios anteriores ya habían indicado una relación con la salud cardiovascular, pero este es el primero en examinar los frutos secos y enfermedades específicas.

Investigadores de la Universidad de Maastricht encontraron una oportunidad 23% menor de muerte durante el estudio de 10 años en personas que comen al menos 10 g de nueces o maní al día. No hubo beneficios para la mantequilla de maní, que es alta en sal y grasas trans.

¿Qué hay en las nueces? Ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados, varias vitaminas, fibra, antioxidantes, otros compuestos bioactivos

 

 

nueces 2

Foto: NOTICIAGLOBAL

 

 

Más de 120.000 holandeses de 55 a 69 años de edad, hombres y mujeres proporcionaron información sobre su dieta y estilo de vida en 1986, y luego se analizó su tasa de mortalidad 10 años después.

El riesgo de mortalidad prematura por cáncer, diabetes, enfermedades respiratorias y neurodegenerativas fue menor entre los consumidores de frutos secos.

Hubo un riesgo 23% menor de mortalidad promedio de 10 años en todas las enfermedades, con una disminución de: 45% para la enfermedad neurodegenerativa, 39% para la enfermedad respiratoria, 30% para la diabetes

Piet van den Brandt, quien dirigió el estudio dijo: "fue notable que la mortalidad haya sido sustancialmente menor luego del consumo de 15 g de nueces o maní en promedio por día". Los investigadores habían tenido en cuenta la circunstancia atenuante de que los consumidores de frutos secos comían más frutas y verduras y que las mujeres que consumían frutos secos a menudo eran más delgadas, y se ajustaron los resultados en consecuencia.

 

 

FUENTE: BBC


Compartir Twittear Compartir