Crean incubadora que transforma residuos plásticos en hongos comestibles

Medicina, Salud y Alimentos

Por Sophimania Redacción
16 de Diciembre de 2014 a las 12:46
Compartir Twittear Compartir
Crean incubadora que transforma residuos plásticos en hongos comestibles

Reciclar residuos es algo a lo que ya comenzamos a estar acostumbrados, pero ahora es posible incluso conseguir hongos comestibles a partir de residuos plásticos de la cocina. Para ello se utiliza  una incubadora.

La incubadora a la que vas a ver trabajar a continuación, es creación de la diseñadora austríaca Katarina Unger, fundadora de Livin Studio. Unger ya había creado previamente una incubadora capaz de generar insectos comestibles, y ahora nos sorprende con esta otra incubadora que ha diseñado en colaboración junto con la diseñadora Julia Kaisinger, y la Universidad de Utrecht.

 

 

incubadora 2

Foto: ERENOVABLE

 

 

Fungi Mutarium es el nombre que recibe que la incubadora y que por el momento se trata de un prototipo. Su particularidad reside en que cuenta con un grupo de hongos comestibles que a su vez son capaces de alimentarse a partir de todo tipo de residuos plásticos, a medida que crecen.

Para su alimentación, las  esporas de los hongos son insertadas con una pipeta en una base de agar, una substancia gelatinosa de origen vegetal y marino que les permite ir alimentándose de residuos plásticos que allí se colocan y que provoca que vayan creciendo de manera progresiva, cubriendo así la carcasa de agar a medida que crecen y así se consigue cultivar comida que nace a raíz de los desperdicios como el plástico.

Con el Fungi Mutarium se pretende el poder cultivar hongos, y en concreto el micelio que es el cuerpo vegetativo del hongo. Los hongos son cultivados en formas de agar especialmente diseñadas que son llamadas FU y que es una gelatina hecha a base de algas, nutriente principal para el hongo.

 

 

Prototipo de Fungi Mutarium. Video: LIVIN STUDIO

 

 

Cómo funciona Fungi Mutarium

 

Una vez cultivado el hongo, el FU se llena de plásticos, y es ahí donde se insertan las esporas de los hongos que crece sobre la gelatina, y que digiere el plástico. El diseño del FU ha sido pensado para podermantener el plástico y además ofrecer una superfície segura para que el hongo crezca sin problemas.

De momento el proyecto ha experimentado con  dos variedades de hongos comestibles, los Pleurotus Ostreatus y los Schizophyllum Commune. Ambos cultivos se mantienen en un tanque que contiene líquido, y luego insertados con pipetas en los contenedores llamasod FU. Cuando se encuentra sobre el FU, los hongos dirigieren los plásticos en unos meses.

 

 

FUENTE: Engadget


Compartir Twittear Compartir