Encuentran asociación entre problemas dentales y enfermedades cardiacas

Medicina, Salud y Alimentos

Por Sophimania Redacción
17 de Abril de 2015 a las 15:39
Compartir Twittear Compartir
Encuentran asociación entre problemas dentales y enfermedades cardiacas

Las infecciones orales son las enfermedades más comunes y además pueden ser un factor clave en el riesgo de cardiopatías, que a su vez es la primera causa de muerte en el mundo. Un artículo publicado en Trends in Endocrinology and Metabolism señala las últimas pruebas clínicas que avalan la relación entre las infecciones orales, causadas por una bacteria de la boca y las cardiopatías. Además han enfatizado sobre el importante papel de la inflamación en ambas patologías.

Thomas Van Dyke, autor del estudio del Forsyth Institute, señala que "dado la alta prevalencia de las infecciones orales, cualquier riesgo que pueda contribuir a una futura cardiopatía es importante para la salud pública, desentrañando el papel de los microbiomas orales y la inflamación en cardiopatías se podrá dirigir el estudio a nuevos tratamientos preventivos".

 

 

dental 2

Foto: whicdn

 

 

Las inflamaciones orales más comunes son las producidas en cavidades y enfermedades periodontales como la gingivitis y la periodontitis; que es una inflamación crónica que lenta y constantemente destruye la estructura de soporte de múltiples dientes. Estudios epidemiológicos sostienen significativamente una asociación entre la infección oral, particularmente la periodontitis, y los ictus, especialmente entre hombres e individuos jóvenes.

La inflamación juega un papel principal tanto en las infecciones orales como la periodontitis como en cardiopatías. Sin embargo, los medicamentos antinflamatorios sin esteroides de venta sin receta como el ibuprofeno pueden producir efectos secundarios cardiovasculares significativos, lo que significa que resulta crucial barajar otras terapias.

Una alta dosis de atorvastatina previene tanto la inflamación periodontal como la cardiovascular y revierte la enfermedad existente. Este descubrimiento resulta prometedor porque la atorvastatina aumenta los niveles de las moléculas antiinflamatorias lipoxinas y resolvinas que tienen la facultad natural de controlar la inflamación sin suprimir el sistema inmunitario.

Hasta que lleguen los resultados definitivos de este estudio el equipo advierte de la toma en consideración de las inflamaciones orales para reducir el riesgo de cardiopatías y otros problemas cardiovasculares.

 

 

FUENTE: Science Alert


Compartir Twittear Compartir