Estudio encuentra que tardígrados tienen ADN “Frankestein”

Medicina, Salud y Alimentos

Por Sophimania Redacción
24 de Noviembre de 2015 a las 14:28
Compartir Twittear Compartir
Estudio encuentra que tardígrados tienen ADN “Frankestein”

Los tardígrados, también conocidos como Osos de agua, son las criaturas microscópicas más resistentes de las que se tiene registro. Pueden entrar en un estado de animación suspendida y sobrevivir a temperaturas muy por debajo de la congelación y muy por encima de la ebullición, sin comida y agua durante años, e incluso han sabido sobrevivir al vacío y la radiación del espacio.

 

Un nuevo estudio publicado en PNAS agrega otra característica más a la lista de cualidades extraordinarias que tienen los tardígrados: su genoma contiene una proporción sin precedentes de ADN extraño. El autor principal, Thomas Boothby dijo que el hallazgo era "muy sorprendente".

 

El grupo de investigadores de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill secuenció el genoma de la especie tardígrado Hypsibius dujardini, con la esperanza de obtener una visión más clara de la biología de la inusual criatura. Lo que encontraron fue que una sexta parte del genoma del tardígrado no estaba hecha de ADN propio. Estaba compuesto de ADN "extraño" de una amplia gama de organismos completamente diferentes, principalmente bacterias, aunque también de plantas, hongos y arqueas unicelulares.

 

"Al principio pensamos que se había cometido algún error, que había habido contaminación en nuestras muestras de secuenciación", dijo Boothby en una llamada telefónica a Motherboard. Pero después de probar, el equipo fue capaz de confirmar que el ADN extraño en realidad era parte del genoma tardígrado.

 

¿Cómo ocurre algo así? Este proceso es resultado de un fenómeno llamado transferencia horizontal de genes, en donde los genes no son heredados de un antepasado directo, sino incorporaciones en el genoma de otros organismos. "En algún momento en el pasado, probablemente en muchas ocasiones, los genes de bacterias, hongos y plantas se cruzaron y se incorporaron en el genoma de los tardígrados," explicó Boothby.

 

Los autores sugieren la aptitud del tardígrado para incorporar ADN extraño en sus genes podrían deberse a su capacidad inusual de deshidratarse completamente y luego volverse a hidratar. En el documento, proponen que el ADN del tardígrado podría dividirse cuando se seca, y que la membrana de las células podrían entonces convertirse temporalmente "fugas" cuando se rehidrata, permitiendo que las moléculas más grandes en su entorno como el ADN puedan pasar. Por último, se sabe que los tardígrados tienen mecanismos para reparar el daño hecho en su genoma, de manera que pueden reparar su ADN casi inmediatamente.

 

"Especulamos que la desecación, la exudación de la membrana y las roturas del ADN podrían predisponer a estos animales a asumir e incorporar material extraño en su genoma", escriben los investigadores. Boothby dijo que el ADN extraño probablemente haya sido construido a lo largo de millones de años. "Si esto ocurre en las células germinales, uno podría tener ADN extraño incorporado en el genoma de ellas, que luego se transmitirán a la descendencia posterior tardígrado", explicó.

 

Curiosamente, los investigadores también encontraron que muchos de los genes extraños que se incorporaron en el tardígrado tienen papeles en su conocida "tolerancia al estrés", es decir, en la capacidad de soportar condiciones extremas. Así, en algunos casos, el tardígrado parece haber complementado sus propios genes animales con genes bacterianos relacionados con la tolerancia al stress; en otros, los genes del tardígrado fueron reemplazados.

 

Esto, junto con su capacidad para entrar en una fase latente de protección cuando es desecado, podría ayudar a explicar el misterio de cómo los tardígrados son capaces de tolerar condiciones que matarían rápidamente a otras formas de vida.

Sin embargo, a pesar de que los tardígrados son más inusuales de lo que previamente sabíamos, hay una cosa Boothby está seguro: no son extraterrestres, a pesar de la especulación popular en el tema. "Ciertamente no vienen del espacio exterior; los tradigrados evolucionaron a partir de animales aquí en la Tierra ", dijo.

 

 

FUENTE: MOTHERBOARD


Compartir Twittear Compartir