Gran estudio desmiente a la homeopatía

Medicina, Salud y Alimentos

Por Sophimania Redacción
16 de Marzo de 2015 a las 11:15
Compartir Twittear Compartir
Gran estudio desmiente a la homeopatía

La homeopatía se ofrece como una forma alternativa de medicina que utiliza dosis muy pequeñas de sustancias perjudiciales para tratar síntomas en una persona que está enferma. Algunos piensan que la "memoria" de la sustancia original (por lo general productos químicos o material vegetal y animal) retenidas en estas preparaciones altamente diluidas ayudan al cuerpo a provocar una reacción. 

 

El principio fundador de esta "medicina alternativa" es que lo semejante cura lo semejante y sostiene la hipótesis de que una enfermedad puede ser subsanada si se diluye en grandes cantidades de agua o alcohol la sustancia que produce los mismos síntomas que afectan al paciente. Si se hace adecuadamente, los homeópatas creen que esto desencadena un proceso de curación. Sin embargo, no funciona bajo la misma lógica que las vacunas, ya que en el caso de estas, se trata de inocular dosis controladas de un virus, algo totalmente distinto a lo que propone la Homeopatía.

 

Ahora, un extenso análisis de 225 estudios controlados y unos 1.800 documentos (que van desde pruebas aportadas por grupos de interés de la homeopatía a las directrices del Gobierno) ha confirmado lo que muchos investigadores han sospechado durante mucho tiempo: La homeopatía no es una manera eficaz de tratar cualquier problema de salud. Ni dolor muscular, ni trastornos del sueño, ni la artritis reumatoide. La revisión de los estudios fue publicado por la National Health and Medical Research Council.

 

 

homeo 2

Foto: FARMACIA

 

 

Ante tantas evidencias, muchos cinetíficos dicen que la homeopatía no es solo ineficaz, sino peligrosa, especialmente cuando se utiliza como un sustituto de los tratamientos médicos aprobados con un buen historial de seguridad y eficacia. No hay evidencia convincente de que la homeopatía funcione, sin embargo, sí existen algunos estudios que muestran que los "remedios" y el trato cercano con el paciente, por parte del curador generan un efecto placebo que hace que algunas personas se sientan mejor.

 

Píldoras de azúcar y otros preparados homeopáticos contienen tan poco contenido que los efectos secundarios son seguramente mínimos. Pero la homeopatía no está exenta de riesgos. En 2012, Edzard Ernst, crítico abierto del Reino Unido de las medicinas alternativas, publicó una revisión de los efectos nocivos derivados de la utilización de los preparados homeopáticos. El estudio encontró que 1.159 pacientes tuvieron problemas. Cuatro murieron.

 

El estudio fue realizado por Nacional de Salud de Australia y el Consejo de Investigación Médica (NHMRC), y para evitar el sesgo, la evidencia fue evaluada por un contratista independiente.

 

"Igual habrá mucha gente que dirá que esta es una conspiración”, dijo el presidente del Comité de Trabajo de Homeopatía NHMRC Paul Glasziou. "Pero esperamos que haya gente que se dé cuenta de lo razonable y reconsidere la venta, uso o recomendación de estas sustancias”.

 

La Asociación Homeopática australiana ha respondido con un comunicado, diciendo que el NHMRC debe considerar una evaluación económica a gran escala de los beneficios de un "sistema más integrado" que apoya "la elección del paciente”.  Según esta entidad, un estimado de un millón de australianos eligen la homeopatía como parte de su atención médica.

 

Sin embargo, como CEO de NHMRC Warwick Anderson advirtió en un comunicado de prensa: “Las personas que eligen la homeopatía pueden poner en riesgo su salud si rechazan tratamientos médicos aprobados para los que hay buena evidencia de la seguridad y eficacia".

 

 

FUENTE: IFL Science, The Guardian, Health24


Compartir Twittear Compartir