Hamburguesa vegetariana que sabe a carne y reduce el impacto ambiental

Medicina, Salud y Alimentos

Por Sophimania Redacción
11 de Agosto de 2016 a las 08:00
Compartir Twittear Compartir
Hamburguesa vegetariana que sabe a carne y reduce el impacto ambiental
Habrá que probarla. Crédito: Impossible Foods

Una nueva hamburguesa es vegetariana pero a causa de una molécula roja brillante llamada heme, se ve como una hamburguesa cocida a término medio. Esta nueva hamburguesa se llama “Hamburguesa Imposible” y contiene proteína de trigo para la masticabilidad, aceite de coco para su sabor graso y proteína de patata para ayudar a cocinar la hamburguesa como la carne.

Pero el ingrediente estrella es leghemoglobin, una proteína que se produce de forma natural en los nódulos de las raíces de las plantas de soya, según la compañía. Este componente lleva heme, una molécula que contiene hierro. En la sangre, los hemes forman parte de la proteína de la hemoglobina, la conceden de la hemoglobina su capacidad de transportar oxígeno. El heme también aparece en la mioglobina, una proteína que se encuentra en el tejido muscular. El heme en la mioglobina le da a la carne su color rojo o rosa.

Además, heme es en gran parte responsable de sabor y aroma único de la carne. Cuanto mayor sea la concentración de heme, la carne tiene un gusto más carnoso. También se encuentra en las legumbres, incluyendo arvejas, lentejas, maní y la soya. Los investigadores decidieron investigar si el heme que se encuentra en las plantas de soya podría ser incorporado en una hamburguesa jugosa a base de plantas. "A pesar de que constituye menos del 1 % del total de los ingredientes, al catalizar las reacciones químicas que transforman los nutrientes simples en sabores, leghemoglobin da a nuestra hamburguesa su sabor inconfundible," explicó la empresa Alimentos Imposibles.

La hamburguesa es una idea original del Dr. Patrick O. Brown, el CEO y fundador de Alimentos Imposibles, una empresa con sede en California. Brown es conocido por ser co-fundador de la revista de acceso abierto Public Library of Science (PLoS) y por la invención de los microarrays de ADN, un chip que puede medir qué genes están activos dentro de un genoma. Costó más de cinco años a Brown y sus colegas desarrollar la hamburguesa imposible. Después de averiguar cómo mezclar heme en la hamburguesa, tenían que encontrar una manera económica y ambientalmente amigable para desarrollarlo, sobre todo porque de Brown quería hacer una comida buena para las personas y el medio ambiente.

"La recolección de heme directamente de las raíces de las plantas de soya requiere una intervención sustancial del suelo, lo que libera carbono a la atmósfera, un impacto ambiental negativo que no encaja en nuestra misión", explicó. En su lugar, utilizaron levaduras modificadas genéticamente. "Hacer heme de la levadura tiene un impacto medioambiental mucho menor que cosecharlo directamente, y se produce un heme idéntico a la que se encuentra de forma natural en las legumbres y todas las plantas fijadoras de nitrógeno", explicó.

De hecho, un análisis realizado por la empresa encontró que esta hamburguesa requiere una cuarta parte del agua y una vigésima parte de la tierra necesaria para producir la misma hamburguesa de una vaca. Y produce solo una octava parte de las emisiones de gases de efecto invernadero.

La hamburguesa Imposible debutó el 27 de julio en el restaurante Momofuku Nishi en Nueva York, donde se está vendiendo por $ 12 dólares con papas fritas. En los próximos meses, la hamburguesa también se venderá en los restaurantes de Los Ángeles y San Francisco, dijo la compañía. "La reacción que estamos consiguiendo es fenomenal. La gente, incluyendo devotos de la carne, no paran de decirnos que aman nuestra hamburguesa".

Bueno, ¿cuándo llega a Latinoamérica?

 

FUENTE: LiveScience

 


#vegetariano #carne
Compartir Twittear Compartir