Implantes impresos en 3D han salvado la vida de 3 bebés

Medicina, Salud y Alimentos

Por Sophimania Redacción
30 de Abril de 2015 a las 10:11
Compartir Twittear Compartir
Implantes impresos en 3D han salvado la vida de 3 bebés

La solución a una enfermedad que ha estado matando a niños durante generaciones estaría en el uso de impresora 3D que ha permitido fabricar unos innovadores dispositivos biorearsorbibles que ayudan a mantener las vías aéreas abiertas y evitan que los niños se asfixien y mueran. Los resultados se publican en Science Translational Medicine.

La traqueobroncomalacia es una enfermedad incurable que hace que la tráquea se colapse periódicamente e impide la respiración normal. Esta rara enfermedad afecta a aproximadamente a 1 de cada 2.000 niños de todo el mundo.

Un equipo de la Universidad del Hospital Infantil CS Mott (EE.UU.) atendió a 3 niños, que han sido los primeros afortunados en beneficiarse de la impresora 3D. Son las historias de Kaiba, Garrett e Ian, niños que no podían respirar con normalidad ya que su tráquea se colapsaba periódicamente debido a una malformación de los bronquios, que hace que sean más blandos de lo habitual y para la que no se conoce cura.

Uno de los autores del artículo, el doctor y profesor de otorrinolaringología Gleen Green, indicó que estos casos les han abierto “nuevas vías” al ser capaces de usar la impresión tridimensional para “diseñar un dispositivo con el que se ha restablecido con éxito la respiración de los pacientes a través de un procedimiento que no se había hecho nunca antes”.

 

 

traquea 2

Foto: ABC

 

 

Explica otro de los investigadores, Scott Hollister, que gracias a un programa informático personalizado se toman las medidas del paciente y se genera automáticamente el diseño de la férula. Además, añade se ha tenido en cuenta el crecimiento de las vías respiratorias, para lo cual la férula debía poder ‘crecer’ también.

La férula implantada funcionó muy bien y sin complicaciones, por lo que los investigadores consideran que este tratamiento es “una opción prometedora” para niños aquejados de esta malformación potencialmente mortal y que no tiene cura.

Los resultados sugieren que el tratamiento precoz de la traqueobroncomalacia puede prevenir las complicaciones del tratamiento convencional, como una traqueotomía, la hospitalización prolongada, la ventilación mecánica, el riesgo de paro cardíaco y respiratorio, la mala absorción de alimentos y el malestar general. Ninguno de los dispositivos, implantados ha causado ningún tipo de complicaciones, apunta Green.

 

 

FUENTE: Science Alert, ABC


Compartir Twittear Compartir