La mejor excusa: Tender la cama es malo para la salud

Medicina, Salud y Alimentos

Por Sophimania Redacción
25 de Septiembre de 2015 a las 11:36
Compartir Twittear Compartir
La mejor excusa: Tender la cama es malo para la salud

En general, existen dos tipos de personas en este mundo: los que no pueden comenzar el día sin una cama recién tendida, y el resto de nosotros, que no vemos el punto en hacer la cama si en unas horas la vas a volver a destender. Los que están en este último grupo pueden regocijarse, ya que la ciencia ha encontrado la perfecta excusa para nunca más tender la cama: un cuarto desordenado podría ser bueno para la salud.

 

Esto se debe a que los ácaros del polvo (las pequeñas criaturas microscópicas que desencadenan el asma y las alergias en algunas personas) prosperan en las condiciones húmedas y cálidas de una cama perfectamente hecha, pero se secan cuando las sábanas se dejan desordenadas.

 

Si acabas de ordenar tu cuarto y tender la cama, no te asustes: los ácaros del polvo son una parte natural de nuestras vidas, y en este momento probablemente alrededor de 1,5 millones de ellos viven en tu cama, y están teniendo un festín con las células viejas de tu piel.

 

 

tender 2

yoyopress

 

 

Hay mucha gente que es alérgica o asmática y que se podría beneficiar de no tender la cama. Estos síntomas pueden ser particularmente malos por las mañanas, y de acuerdo con un estudio de 2006, podrían beneficiarse del “desorden”. La investigación publicada en  Experimental & Applied Acarology, fue realizada por un equipo de la Universidad de Kingston en Inglaterra, que utilizó un modelo informático para predecir cómo los ácaros del polvo podrían enfrentarse en una gama de diferentes condiciones.

 

Encontraron que las circunstancias ideales para los ácaros del polvo son cuando estamos en la cama con ellos en la noche. Con simplemente proporcionar un espacio para que la cama respire durante el día se podría reducir su número. Sabemos que los ácaros solo pueden sobrevivir mediante la ingestión de agua de la atmósfera utilizando glándulas pequeñas en el exterior de su cuerpo", explica el investigador principal Stephen Pretlove. "Algo tan simple como salir de una cama sin hacer durante el día puede eliminar la humedad de las sábanas y el colchón por lo que los ácaros se deshidratan y finalmente mueren".

 

El estudio se basó en las condiciones climáticas del Reino Unido, por lo que lamentablemente no se aplica a las regiones más húmedas, como los trópicos. El equipo planea probar su modelo en el mundo real mediante la evaluación del efecto de una cama hecha y deshecha en las poblaciones de ácaros del polvo salvaje, pero los resultados de esta investigación aún no se han publicado.

 

Estamos esperando algunos nuevos resultados pronto para probar que una cama sin hacer realmente puede matar a los ácaros del polvo. Pero hasta entonces, sigue siendo una muy buena excusa para usar la próxima vez que alguien te pide que tiendas tu cama.

 

 

FUENTE: Science Alert


Compartir Twittear Compartir