¿Podemos morir durante una pesadilla?

Medicina, Salud y Alimentos

Por Sophimania Redacción
8 de Marzo de 2015 a las 13:48
Compartir Twittear Compartir
¿Podemos morir durante una pesadilla?

La película de terror de Wes Craven "Pesadilla en Elm Street" (1984) sigue siendo una de las películas de terror más populares de todos los tiempos. Pero a pesar de su contenido extravagante, una verdadera enfermedad llamada "síndrome de muerte súbita inesperada nocturna" (SUNDS) inspiró la película, dijo Craven.

 

SUNDS ataca a personas jóvenes sanas que mueren durante el sueño. Es una enfermedad genética en la que el cuerpo no puede coordinar adecuadamente las señales eléctricas que hacen que el corazón lata, explica Matteo Vatta, profesor asistente de cardiología de la Facultad de Medicina Baylor en Houston. La enfermedad afecta principalmente a hombres adultos jóvenes, sobre todo los de origen del sudeste asiático.

 

Las muertes se producen por la noche porque el corazón late más débilmente cuando la gente duerme, dijo Vatta. Cuando el corazón se ralentiza durante el sueño, los problemas eléctricos que causan SUNDS se vuelven más pronunciados.

 

 

muerte 2

Foto: GALENORED

 

 

Ha habido algunas teorías que relacionan la aparición de SUNDS al estrés causado por las pesadillas, pero no existen estudios científicos que hayan demostrado una correlación entre las muertes y el contenido de los sueños. Actualmente, no existe un tratamiento eficaz para SUNDS, y no existen razones claras por la que tiende a afectar a los asiáticos surorientales con más frecuencia que otros grupos. Además, el síndrome es muy difícil de detectar, incluso con una lectura de electrocardiógrafo, dijo Vatta.

 

Los médicos en los EE.UU. y Europa reconocieron por primera vez la enfermedad entre los refugiados que huían de la guerra de Vietnam, de acuerdo con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades. A medida que los refugiados comenzaron a establecerse en los EE.UU. a finales de 1970 y principios de 1980, misteriosas historias de hombres aparentemente sanos del Sudeste Asiático que morían durante el sueño, y otros que se negaban a dormir por temor a SUNDS, comenzaron a aparecer en los periódicos de todo el país. Y un sueño cinematográfico nació.

 

 

FUENTE: Live Science


Compartir Twittear Compartir