Policía tras mortal "píldora de dieta" que se vende por internet

Medicina, Salud y Alimentos

Por Sophimania Redacción
5 de Mayo de 2015 a las 09:36
Compartir Twittear Compartir
Policía tras mortal "píldora de dieta" que se vende por internet

Fuerzas policiales globales están trabajando en conjunto para tratar de impedir el suministro de las llamadas "píldoras de la dieta", que pueden ser mortales.

En abril, la joven de 21 años de edad, Eloise Aimee Parry, de Shrewsbury, murió después de sentir un malestar al tomar una sustancia para bajar de peso que había comprado en Internet.

la investigación encontró que había consumido cuatro veces la cantidad fatal de dinitrofenol, conocido como DNP, que es un pesticida tóxico.

La Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) ha planteado una alerta en 190 países. Declararon una "amenaza inminente" a los consumidores de DNP, que también se ha utilizado en explosivos.

 

 

dinitrofenol 2

Foto: TELECINCOSTATIC

 

 

Una paciente que había tomado DNP en el pasado compartió algunas de sus experiencias: “Me sentí como si estuviera en llamas. Pensé que iba morir”, explica.

"Se empieza a sentir un poco de energía, pero cuando la energía desaparece sientes que tu cuerpo comienza a calentarse, como si la piel comenzara a hervir. Fue terrible. Mi corazón latía tan rápido. Fue la peor sensación del mundo”.

La Interpol dijo que algunos distribuidores en línea han tratado de enmascarar su suministro de aduanas y agentes de policía, mediante el etiquetado como la especia amarilla, la cúrcuma, común de la comida de la india.

La policía dijo que había "peligros intrínsecos del DNP" y los riesgos se multiplican, ya que se hace en condiciones de fabricación ilegales.

Un estudio del 2014 advirtió sobre la droga, que a veces se utiliza como una ayuda para la pérdida de peso, y podría estar vinculada con cinco muertes a más en el Reino Unido entre 2007 y 2013.

También advirtieron que podría causar dificultades de respiración, frecuencia cardíaca rápida, fiebre, náuseas y vómitos.

 

 

FUENTE: BBC


Compartir Twittear Compartir