Primer trasplantado de cabeza podría experimentar algo peor que la muerte

Medicina, Salud y Alimentos

Por Sophimania Redacción
10 de Abril de 2015 a las 11:52
Compartir Twittear Compartir
Primer trasplantado de cabeza podría experimentar algo peor que la muerte

Valery Spiridonov, un programador ruso de 30 años, afirmó que será el primer ser humano en someterse al trasplante de cabeza planteado por el doctor italiano Sergio Canavero. Sin embargo, varios expertos han señalado las grandes dificultades que tiene la operación y las secuelas que puede traer en el susodicho paciente.

Uno de ellos, el cirujano anglosajón Hunt Bajter, presidente de la Asociación Americana de Cirujanos Neurológicos, ha señalado “no le deseo nada malo a nadie, pero yo no permitiría que nadie me hiciese eso, ya que, si algo sale mal, hay un montón de cosas peores que la muerte”, explicaba el médico.

No es el primero que critica esta operación, anteriormente varios expertos ya habían señalado que la intervención no podrá llevarse a cabo hasta dentro de un futuro bastante lejano. Además de las implicaciones éticas que tiene, requiere el trabajo de 150 médicos y especialistas y 36 horas dentro de un quirófano. Incluso, después del trasplante, el cuerpo podría rechazar su cabeza (lo que le llevaría a la muerte) o podría sufrir todo tipo de extrañas consecuencias.

 

 

head 2

Foto: Science Alert

 

 

Estas dificultades no parecen haber importado demasiado a Spiridonov, quien señaló ayer que, debido a la enfermedad que padece (la Werdnig-Hoffman), no le queda más remedio que fiarse de Canavero.

Son varios los críticos que afirman que no se sabe que sucederá con la mente del voluntario una vez que acabe la operación. Carlos Ruíz Ocaña, presidente de la Sociedad Española de Neurocirugía, señaló que, además de las consecuencias mentales que podría tener el proceso, es imposible que la ciencia pueda trasplantar una cabeza humana en los términos que afirma Canavero.

Aunque se lograran soldar los huesos, no se podría conseguir después que el cuerpo se mueva. “Trasplantarla como tal es posible, solo hay que unir las arterias que envían la sangre al cerebro y las venas que la sacan. Eso es lo fácil, lo difícil es unir el cerebro con la médula de forma efectiva”, señalaba el cirujano.

 

 

FUENTE: Science Alert, ABC


Compartir Twittear Compartir