Astrónomos sugieren que Júpiter es el planeta más antiguo del Sistema Solar

Cosmos

Por Sophimania Redacción
14 de Junio de 2017 a las 12:47
Compartir Twittear Compartir
Astrónomos sugieren que Júpiter es el planeta más antiguo del Sistema Solar
Se llegó a esa conclusión luego de analizar meteoritos. Foto: NASA

Júpiter no solo es el planeta más grande de nuestro Sistema Solar, sino también el más antiguo. De acuerdo a una investigación publicada en Proceedings of the National Academy of Sciences el centro rocoso del planeta se formó menos de un millón de años después de la formación de nuestro sistema. Luego, un par de años después, el centro creció hasta 50 veces la masa de la Tierra.

Los científicos han construido previamente modelos computacionales del nacimiento de Júpiter. Pero este estudio "es la primera vez que podemos decir algo sobre Júpiter basado en las mediciones realizadas en el laboratorio", dijo el coautor del estudio, Thomas Kruijer, investigador del Lawrence Livermore National Laboratory en California, quien ha analizado antiguos meteoritos.

Nuestro Sistema Solar comenzó como un disco de polvo y gas hace 4.600 millones de años. De los planetas, primero aparecieron los gigantes gaseosos, seguidos por mundos terrestres de roca y metal como la Tierra. Júpiter es el más grande de todos.

A pesar de ser principalmente de gas, Júpiter tiene más de 300 veces la masa de la Tierra. Por esa razón los astrónomos sospechan que este planeta es el más antiguo, fue capaz de sacar más material del disco antes de que aparecieran sus hermanos más jóvenes.

El nuevo estudio apoya la idea de un Júpiter primogénito. Cuando Júpiter se formó, el creciente planeta barrió una gran franja de gas y polvo mientras rodeaba al Sol. Además, actuó como una barrera para proteger el Sistema Solar interior de meteoritos. Cuando el Sistema Solar tenía aproximadamente 1 millón de años, la gravedad de Júpiter era lo suficientemente fuerte como para impedir que las rocas cruzaran más allá de su órbita.

"Alrededor del millón de años, tienes a Júpiter siendo lo suficientemente grande como para cortar el Sistema Solar interior del Sistema Solar exterior", dijo Brandon Johnson, un científico planetario de la Universidad de Brown, que no participó en la nueva investigación.

Entonces, cuando el Sistema Solar tenía alrededor de 4 millones de años, Júpiter creció hasta llegar a unas 50 masas terrestres y se dirigió hacia el sol. Esto hizo que hizo que los asteroides externos se mezclaran con los internos. Hoy en día, se mezclan en un solo cinturón, que existe entre Júpiter y Marte. Las rocas de esta mezcla aterrizan en la Tierra, donde científicos como Kruijer pueden estudiarlas.

El nuevo estudio añade evidencia a la idea de que Júpiter dividió temporalmente la población de meteoritos en el Sistema Solar en dos: los que estaban entre Júpiter y el Sol, y los que estaba más allá de Júpiter.

Kruijer y sus colegas pueden medir las firmas químicas específicas en los meteoritos, que revelan no sólo la edad de las rocas, sino a cuál de los dos grupos alguna vez perteneció. Fue sólo recientemente que los avances tecnológicos permitieron a los científicos medir las diferencias en los dos, dijo Kruijer.

Los grupos de meteoritos se separaron alrededor de 1 millón de años después de que el Sistema Solar se formó, y permanecieron separados hasta aproximadamente 4 millones de años después de la formación, según el nuevo análisis. Luego, las dos poblaciones existieron simultáneamente durante unos pocos millones de años.

"No puede ser un cambio temporal, debe ser una separación espacial", dijo Kruijer. Algo debe haberlos mantenido separados. El culpable más probable, dicen los autores del estudio, es un joven Júpiter. "Es difícil pensar en otra posibilidad", dijo.

"Este es un trabajo interesante y presenta un resultado interesante, que se conforma bien con nuestra comprensión existente", dijo Konstantin Batygin, un astrofísico planetario del Instituto de Tecnología de California que no participó en la investigación. "Puede muy bien ser lo que sucedió", añadió.

Sin embargo no todos parecen convencidos. Kevin Walsh, un astrónomo del Southwest Research Institute de Colorado que no estuvo involucrado en este trabajo dijo que es posible que la estructura del disco inicial haya mantenido aislados a los grupos de meteoritos.

"El punto clave que hacen los autores es que Júpiter debe existir para mantener separados estos depósitos de asteroides mientras se forman", dijo en un correo electrónico a Washington Post. "Es posible que tengamos una comprensión ingenua de la manera en que los bloques de construcción de asteroides podrían moverse en un Sistema Solar temprano".

 

FUENTES: WASHINGTON POST, SCIENCEALERT

 

Si quieres estar siempre enterado de lo último y lo mejor en descubrimientos, investigaciones y avances científicos y tecnológicos SUSCRÍBETE AQUÍ en un solo paso. Recibirás un boletín semanal con lo mejor de Sophimania.


#jupiter #sistema solar #meteoritos
Compartir Twittear Compartir