Conquista del espacio: empezó la carrera comercial de empresas privadas

Cosmos

Por Sophimania Redacción
24 de Enero de 2013 a las 17:41
Compartir Twittear Compartir
Conquista del espacio: empezó la carrera comercial de empresas privadas

La crisis económica mundial afecta la exploración espacial, pues muchos países, especialmente Estados Unidos, han recortado los fondos que habitualmente les destinaban. Así por ejemplo, la flota de Transbordadores espaciales ha sido dada de baja, sin que haya un sustituto claro a la vista. Así, Estados Unidos ahora depende de otras potencias como Rusia, para llevar y traer astronautas de la Estación Espacial Internacional, una situación hace unas décadas impensable.

Pero la crisis también le ha dado la oportunidad a la empresa privada a competir en negocios que tienen que ver con salir al espacio, por lo menos a la órbita terrestre. Si bien el capital privado siempre ha estado presente en la exploración espacial como proveedor de tecnología y servicios, es la primera vez en la historia que se aventuran a salir al espacio, la parte más riesgosa del \"negocio espacial\". Y con éxito, como lo demostró recientemente la cápsula Dragon, de la empresa privada SpaceX. En el caso de la Dragon fueron suministros a la EEI, pero otro campo que se presenta interesante para el sector privado es el turismo espacial. Ahora bien... ¿Esto puede funcionar más allá de ser una interesante campaña de marketing? Un grupo de expertos se reunió para conversar de ese tema.

El turismo espacial puede crear muchas nuevas oportunidades para el progreso científico, pero para ello primero se debe minimizar el riesgo para los potenciales tripulantes. Así lo planteó a inicios de este mes un panel de expertos, durante un evento en el Instituto de Tecnología de California (Caltech) llamado \"La ciencia y la nueva carrera espacial: Oportunidades y obstáculos\". Por ejemplo, el especialista John Logsdon, dijo que las actuales naves espaciales se siguen basando en los misiles balísticos intercontinentales, una tecnología de la década de 1950.

Por su parte Steve Isakowitz, vicepresidente ejecutivo de Virgin Galactic, señaló que el desarrollo de nueva tecnología no es la mayor prioridad para ellos. Su compañía tiene como objetivo desarrollar el turismo espacial y ya tiene más de 500 personas en lista de espera para abordar vuelos espaciales privados. Sin embargo las empresas pioneras como Virgin no tendrán el control del rubro por mucho tiempo. \"Una vez que la frontera se abra, esperamos que otras personas se unan a nosotros\", dijo Isakowitz.

Pero Virgin Galactic no es la única empresa que busca acaparar este mercado. SpaceX es uno de los principales candidatos para asumir la tarea de enviar al espacio a los astronautas, de ida y vuelta a la Estación Espacial Internacional. Esta empresa ya viene realizando tal tarea por encargo de la NASA con su cápsula Dragon y el cohete Falcon 9, luego de haber completado su primera misión de reabastecimiento, contratada por la agencia espacial de EEUU el año pasado.

Tanto Virgin Galactic como SpaceX reconocen los riesgos inherentes a la industria de los vuelos espaciales, que son básicamente dos: la pérdida de oportunidades científicas y la pérdida de vidas humanas. Pero el riesgo de las misiones científicas es relativamente fácil de resolver, como hizo la NASA, que luego de varios fracasos costosos, optó por enviar misiones espaciales más económicas y breves, alternadas pocos años unas de otras. El truco es equilibrar costos y riesgos, y el sector privado está preparado para asumirlos, según los expertos.

En cuanto a las pérdidas humanas, la NASA ha ordenado que las naves espaciales que transporten personas cuenten con un sistema de escape en el caso de una emergencia. Sin embargo, un viaje espacial es de por sí riesgoso. ¿Cómo reaccionaría el público si uno de los primeros vuelos espaciales privados terminara con pérdidas de vidas? \"Sería muy difícil para la industria reponerse después de eso\", opinó el presidente de SpaceX, Gwynne Shotwell. El evento que permitió estas disertaciones fue patrocinado por el Instituto de Estudios Espaciales Keck y el Caltech.

Información de Livescience. Traducción y edición de Sophimanía

Artículo original y completo (en inglés) aquí

 


Compartir Twittear Compartir