La "proporción áurea" también se encuentra en el espacio-tiempo: Aquí qué es

Cosmos

Por Sophimania Redacción
16 de Diciembre de 2014 a las 12:20
Compartir Twittear Compartir
La "proporción áurea" también se encuentra en el espacio-tiempo: Aquí qué es

Un nuevo estudio llevado a cabo por investigadores de las Universidades surafricanas de Witwatersrand y Pretoria sugiere que también el espacio-tiempo, igual que las especies biológicas y muchas de las formas de la Naturaleza, está sujeto a una "proporción áurea".

 

La proporción aurea se trata de un número algebraico irracional que fue descubierto en la antigüedad como relación o proporción entre dos segmentos de una recta. Esta proporción se encuentra tanto en algunas figuras geométricas como en la naturaleza. Asimismo, se atribuye un carácter estético a los objetos cuyas medidas guardan la proporción áurea.

 

El número o proporción áurea se representa con la letra griega Phi, tiene un valor matemático de 1,618 y está presente por todas partes a nuestro alrededor: en la forma de un huracán, en el caparazón de un caracol, en las nervaduras de las hojas de un árbol, en la distribución de los planetas, lunas y asteroides del Sistema Solar, etc.

 

El hallazgo se ha publicado hace apenas unas semanas en el South African Journal of Science.

 

 

 

La relación entre el espacio tiempo  y la biología

 

Investigadores, dirigidos por Jan Boeyens y Francis Thackeray, creen haberla encontrado también en la topología del espacio-tiempo, lugar en el que se desarrollan todos los eventos físicos que tienen lugar en el Universo.

 

Thackeray, que es paleontólogo, investiga si el número 1,618 está presente en la Biología como una aproximación del valor medio de una hipotética constante biológica llamada "T", que estaría asociada no solo a las especies vivas de mamíferos, aves, reptiles o insectos, sino también a otras especies extintas, como podrían ser algunos de nuestros antepasados, desde australopitecos a parantropos o a los primeros representantes del género Homo.

 

Sus argumentos se basan en el análisis estadístico de un gran número de mediciones llevadas a cabo en un multitud de ejemplares de animales de las especies más variadas, tanto vertebrados como invertebrados.

 

Boeyens, por su parte, investiga cuestiones relacionadas con la proporción áurea en el contexto de la química, la física, la Relatividad y la Mecanica Cuántica. Los meteorólogos, por ejemplo, reconocen el 1,618 en la estructura espiral de los huracanes, y los astrónomos afirman que también las espirales que forman muchas galaxias pueden identificarse con el "mágico" Phi.

 

Pero Boeyens lleva tiempo estudiando la remarcable coincidencia cósmica de este número para relacionarlo, también, con el espacio-tiempo y la mecánica cuántica.

 

En su artículo afirma que ciertos conceptos asociados con la relatividad y la física de partículas pueden integrarse a través del número áureo. En su opinión, pues, incluso el tejido espaciotemporal, la sustancia misma del Universo, estaría sujeto a la proporción áurea.

 

En concreto, los investigadores afirman que "ha llegado el momento de reconocer que la relatividad y las teorías cuánticas pueden integrarse y ser vinculadas numéricamente con el valor de una constante matemática que es válida tanto en el contexto del espacio-tiempo como en el de la Biología".

 

Fuente:  abc


Compartir Twittear Compartir