Burbujas de gas que emanan de la Vía Láctea viajan a más de 3 millones de kilómetros por hora

Misiones Espaciales

Por Sophimania Redacción
23 de Enero de 2015 a las 12:32
Compartir Twittear Compartir
Burbujas de gas que emanan de la Vía Láctea viajan a más de 3 millones de kilómetros por hora

Burbujas gigantes de gas que estallaron desde el núcleo de la Vía Láctea hace millones de años se están expandiendo hacia el espacio a velocidades alucinantes, de acuerdo con nuevas observaciones que pueden ayudar a revelar cómo se formaron los lóbulos de nuestra galaxia. El estudio será publicado en la revista Astrophysical Journal Letters, y está disponible en línea en forma de pre-impresión.

Los científicos que usan el Telescopio Espacial Hubble han registrado la velocidad de las burbujas de gas, conocidas como burbujas de Fermi, en 3,2 millones km / h. Las estructuras gigantes se extienden ahora 30.000 años luz por encima y por debajo del plano de la Vía Láctea.

"Hace unos pocos millones de años, hubo un evento muy enérgico en el centro de la galaxia, y estamos viendo un remanente," dijo el autor principal, Andrew Fox, del Instituto de Ciencia del Telescopio Espacial en Baltimore, Maryland, en rueda de prensa.

 

 

milky 2

Foto: PAWEAN

 

 

Las burbujas de Fermi fueron descubiertas por primera vez en 2010 por científicos utilizando el Telescopio de la NASA Fermi, que reveló dos lóbulos de material que sobresalen del centro de la Vía Láctea. Desde entonces, las características se han estudiado con rayos X.

Fox y su equipo, con la ayuda du un cuásar brillante, determinaron que el material en el lado cercano del lóbulo norte está fluyendo hacia el sol, mientras que el material en el otro lado se expande hacia el punto opuesto. El material está brotando de la Vía Láctea a unos 900 a 1.000 kilómetros por segundo. A este ritmo, los científicos calculan que el evento que creó la lóbulos se produjo hace entre 2,5 y 4 millones de años.

Una posible causa de los flujos de salida es la rápida formación de estrellas en el centro galáctico. Este nacimiento de estrellas produce una serie de supernovas que dejaron escapar un importante suministro de gas. Otra explicación consiste en la caída de una estrella o de un grupo de estrellas en el agujero negro supermasivo en el centro de la galaxia, causando que el gas se sobrecaliente al ser lanzado al espacio.

Cualquiera sea la causa, la naturaleza efímera de las burbujas (en comparación con los 13,2 mil millones de años de edad de la galaxia) sugiere que se pueden estar repitiendo fenómenos que se producen con frecuencia durante la vida de la Vía Láctea.

 

 

FUENTE: SPACE


Compartir Twittear Compartir