Científicos descubren cómo “ver” el centro de nuestra galaxia

Misiones Espaciales

Por Sophimania Redacción
24 de Septiembre de 2015 a las 08:00
Compartir Twittear Compartir
Científicos descubren cómo “ver” el centro de nuestra galaxia

Un equipo de investigadores de Harvard ha encontrado la forma de “mirar” a través de la nube de polvo que hay al centro de nuestra galaxia y observar las estrellas que hay en su interior. Su idea se basa en buscar ondas de radio procedentes de estrellas supersónicas (astros que se muevan a mayor velocidad que la del sonido).

 

“Hay mucho que no conocemos sobre el centro de nuestra galaxia, y también mucho que queremos conocer “, explica Idan Ginsburg, del Instituto de Astrofísica Harvard-Smithsonian y director de la investigación.

 

El camino que separa el centro de la Vía Láctea de la Tierra está tan de polvo y solo una billonésima parte de la luz emitida consigue atravesarlo y llegar hasta los telescopios de los astrónomos. Pero las ondas de radio, en una zona diferente del espectro electromagnético que la luz visible, tienen menos energía y una longitud de onda mucho mayor, lo que les permite pasar a través de la nube como si ésta no existiera.

 

 

galaxia 2

pijamasurf

 

 

Por desgracia, las mayoría de las estrella no son lo suficientemente brillantes en el rango de las ondas de radio como para que podamos detectarlas a tanta distancia. Sin embargo, si una estrella está viajando a través de la nube de polvo y gas a la velocidad suficiente, entonces la situación cambia de forma radical.

 

Cuando sucede eso, el material que la estrella expulsa continuamente puede interactuar con los gases y el polvo de la nube y crear una onda de choque. Y a través de un proceso llamado radiación sincrotón, los electrones acelerados por esa onda de choque pueden producir emisiones de radio con la potencia suficiente como para ser detectadas desde la Tierra.

 

Para ser capaz de esto, una estrella debe de moverse a miles de kilómetros por segundo. Y eso, en el centro galáctico, es perfectamente posible debido a que el movimiento de las estrellas depende por completo de la enorme gravedad del agujero negro supermasivo. Los investigadores sugieren que nuestros radiotelescopios busquen esta clase de efecto partiendo de una estrella ya conocida y llamada S2.

 

Esta estrella alcanzará el punto de máxima aproximación al agujero negro a finales de 2017 o principios de 2018. Cuando eso suceda los radioastrónomos podrán tratar de captar las emisiones de radio de su onda de choque.

 

 

FUENTE: ABC


Compartir Twittear Compartir