Nave Rosetta descubre que cometa no tiene campo magnético

Misiones Espaciales

Por Sophimania Redacción
15 de Abril de 2015 a las 12:07
Compartir Twittear Compartir
Nave Rosetta descubre que cometa no tiene campo magnético

El hallazgo que publica esta semana la revista Science, sugiere que las fuerzas magnéticas no son muy relevantes en la formación y evolución de los cometas. Y tampoco, como creían los científicos, en la unión del material que llega a conformar objetos como 67P.

Los datos de la sonda europea Rosetta señalan que el cometa 67/P Churymov-Gerasimenko (67P) no tiene campo magnético propio, lo que contradice la creencia científica actual sobre la formación y evolución de los cometas.

Hasta ahora se pensaba que estudiar las propiedades de un cometa podría proporcionar pistas sobre el papel que desempeñaron los campos magnéticos en la formación de los cuerpos del sistema solar, hace casi 4.600 millones de años.

 

 

campo 2

Foto: Medioambiente

 

 

La misión, cuyo módulo Philae hizo contacto con el cometa el pasado mes de noviembre, se envió en marzo de 2004 con el objetivo de seguir durante meses la evolución del objeto y obtener toda la información posible sobre sus características y evolución. En este momento aún acompaña al cometa en su camino hacia el Sol, orbitando a una distancia de unos 10 km de la superficie.

En misiones espaciales anteriores resultó siempre complicado obtener datos fiables al respecto, por la interacción entre los vientos solares y los cometas, explicó el científico en Viena. Enviado al espacio en marzo de 2004 por la Agencia Espacial Europea, la aeronave Rosetta está orbitando 67P desde el año pasado y se acerca a ratos a unos 10 kilómetros de su superficie.

Los científicos encabezados por Hans Ulrich Auster interpretan estas observaciones como un indicio de la ausencia de un campo magnético global en torno al núcleo del comenta. Eso sugiere que las fuerzas magnéticas no podrían ser tan importantes como la ciencia pensaba hasta ahora para el nacimiento y la evolución de comentas de ese tamaño.

 

 

FUENTES: Science Alert, 20Minutos


Compartir Twittear Compartir