Partió misión Osiris-Rex para estudiar asteroide Bennu

Misiones Espaciales

Por Sophimania Redacción
9 de Septiembre de 2016 a las 10:23
Compartir Twittear Compartir
Partió misión Osiris-Rex para estudiar asteroide Bennu
El lanzamiento de la misión Osiris Rex fue un éxito. Foto: NASA

La NASA ha lanzado una misión para tomar pequeña una muestra de un asteroide de 500 metros de ancho llamado Bennu. Los científicos esperan que el material revele detalles sobre la formación de los planetas, y mejore nuestro conocimiento de cómo estos objetos potencialmente peligrosos se mueven a través del sistema solar.

La sonda, conocida como Osiris-Rex, partió ayer desde Florida, en un cohete Atlas a las 19:05. La misión durará siete años antes de que vuelva a la Tierra con su carga. Esta llegará en una cápsula que será lanzada en un paracaídas sobre el desierto de Utah el 24 de septiembre del 2023.

Osiris-Rex no es la primera misión de retorno de muestras, los japoneses trajeron de vuelta una pequeña cantidad de polvo del asteroide Itokawa en 2010. Sin embargo, los estadounidenses esperan para adquirir considerablemente más material, con un peso tal vez de unos pocos cientos de gramos.

Los ingenieros han desarrollado un dispositivo de recogida de muestras que se extenderá desde la pequeña sonda, en un brazo robótico y tocará la superficie de Bennu. En el contacto, el mecanismo generará una explosión de gas para levantar fragmentos sueltos que luego se guardarán en una cámara de retención antes de ser embalado en la cápsula de retorno.

osiris_rex_body.png
Osiris Rex estudiará el asteroide Bennu que podría, en un futuro, pasar por la Tierra. Imagen: JPL NASA

Los asteroides son los restos del que inicialmente fue el sistema solar. Por eso, todavía deben conservar pistas sobre los compuestos que llevaron a la formación de los planetas y el Sol. En la clasificación de asteroides, Bennu es un asteroide "tipo B", es muy oscuro y las observaciones del telescopio sugieren que es rico en compuestos de carbono.

"En asteroides primitivos, ricos en carbono como Bennu, los materiales se conservan desde hace más de 4.5 millones de años. Estamos hablando de la formación de nuestro sistema solar", explicó Christina Richey, científica adjunta del programa Osiris-Rex de la NASA. "Y estos materiales primitivos podrían contener moléculas orgánicas que pueden ser los precursores de la vida aquí en la Tierra o en otro lugar dentro de nuestro sistema solar."

Las misiones de retorno de muestras son el futuro de la exploración espacial, cree el científico de la misión, Ian Franchi. La gama de estudios que se pueden realizar de regreso en la Tierra es mucho más amplia que las que se pueden intentar in situ mediante una sonda. "Los instrumentos que utilizamos en el laboratorio son del tamaño de autos o más grande si se piensa en las instalaciones de sincrotrón", dijo Franchi.

"Se requiere un control de temperatura increíble o técnicas de preparación de muestras muy sofisticadas. Todas estas cosas no las puede hacer un robot en una nave espacial. Y el otro gran problema es el fechado, tenemos que entender cuando ha pasado algo y el trabajo cronológico tiene que ser hecho en un laboratorio de la Tierra", añadió Franchi.

Osiris-Rex va a pasar por lo menos 2.5 años en Bennu. Una de sus tareas durante ese tiempo será la de medir con precisión algo que se llama el efecto Yarkovsky. El cual describe cómo un asteroide alterará su paso a través del Sistema Solar cuando su superficie se caliente por el sol

"(El asteroide) tiene que irradiar esa energía hacia el espacio, y cuando eso sucede actúa como un propulsor y cambia la trayectoria del asteroide", dijo Dante Lauretta, investigador principal de la misión de la Universidad de Arizona, Tucson. "Si uno quiere ser capaz de predecir dónde un objeto como Bennu va a estar en el futuro, uno tiene que tener en cuenta este fenómeno".

El efecto es muy pequeño, pero durante siglos podría hacer la diferencia entre un asteroide peligroso o uno que solo pasará cerca a la Tierra. Así que es mejor si tenemos esa información por adelantado, no queremos sufrir el mismo destino que los dinosaurios.

FUENTES: BBC, THE GUARDIAN


#nasa #osiris rex #bennu
Compartir Twittear Compartir