Sí, pronto aterrizaremos en un cometa y estos son los posibles lugares

Misiones Espaciales

Por Sophimania Redacción
26 de Agosto de 2014 a las 12:15
Compartir Twittear Compartir
Sí, pronto aterrizaremos en un cometa y estos son los posibles lugares

La misión europea Rosetta,  que tiene como objetivo aterrizar un dispositivo en el cometa 67P/ Churyumov-Gerasimenko, ha identificado cinco posibles ubicaciones para el aterrizaje final.

La elección de los sitios fue impulsado en gran medida por consideraciones operacionales hechas por los ingenieros a cargo del proyecto.

 

 

El aterrizaje en un cometa de 10 millones de toneladas 

 

 

La sonda Philae descenderá en el 67P el 11 de noviembre y la Agencia Espacial Europea (ESA) dice que va a ser una oportunidad de una sola vez.

Rosetta y el cometa están actualmente a unos 400 millones de kilómetros de la Tierra, por lo que el control de la radio en tiempo real es imposible.  En lugar de ello, el proceso tendrá que ser totalmente automatizado con comandos cargados con varios días de anticipación.

Los cinco sitios fueron seleccionados en una reunión especial celebrada en Toulouse, Francia, el fin de semana del 23 de agosto.

 

 

duck 2

Foto: BBC

 

 

Si se tiene en cuenta que el cometa parece un pato de goma, tres de los lugares elegidos (zonas B, I y J) se encuentran en la cabeza, mientras que los otros dos (A y C) se encuentran en la región del cuerpo. El “cuello” ha sido descartado.

La designación de la letra se deriva de una lista aún más larga de 10 lugares que se utilizó para dar inicio a todo el proceso de selección. El lugar de aterrizaje tiene que ser relativamente plano y libre de rocas y fisuras.  Además, uno de los requisitos clave ha sido la necesidad de encontrar lugares en donde el cometa experimente un ciclo día / noche.

Esto le dará no solo una mejor apreciación de la conducta cambiante del 67P en todas las condiciones, sino que proporcionará al módulo de aterrizaje algún tipo de protección importante contra el exceso de sol, lo que podría llevar a un sobrecalentamiento. O por el contrario, a estar bajo muy poca luz, lo que haría difícil cargar las baterías.

Los ingenieros también han hecho hincapié en la necesidad de encontrar lugares donde Rosetta pueda hacer descender a Philae a la altura y velocidad correcta, y así mantener un enlace de comunicaciones a lo largo del descenso, lo cual probablemente tomará varias horas.

 

FUENTE: BBC


Compartir Twittear Compartir