Manifiesto

  1. Sophimanía, del antiguo griego sophia, sabiduría, es esa manía tan humana por saber, explorar, conocer, entender, interpelar, crear, reflexionar, imaginar.
  2. Pensar por uno mismo, asombrarse, cuestionarse, no acostumbrarse a lo dado, a lo convencional, a lo aprendido; buscar las propias preguntas y las propias respuestas en uno mismo, mediante propia reflexión que nos pone en movimiento hacia la comprensión y el conocimiento que son los pilares sobre los que la especie humana se ha desarrollado.
  3. No conformarse, preguntar, examinar, investigar es lo propio de una especie vulnerable como la nuestra que intenta comprenderse con el mundo en el que somos y que nos sostiene.
  4. La duda, la pregunta, el desafío, la controversia, la insatisfacción son vitales para avanzar porque estimulan nuestro intelecto y emociones. LA existencia nos conmina a rebelarnos a la pasividad de recibir sin cuestionar.
  5. En Sophimanía creemos que la ciencia es una de las formas más hermosas de intentar conocernos en el mundo.
  6. La Ciencia es una manera de conocer, explicar, traducir este universo a un lenguaje que podamos comprender. La ciencia y la técnica que ayudan a fabricar herramientas para ver como no podemos con los ojos, oír con nuestros oídos, pensar más allá de nuestros límites, curarnos, cuidarnos, comunicarnos, entretenernos.
  7. En Sophimanía creemos en la ciencia como un instrumento para conocer como funciona el mundo en el que vivimos, para aprender a cuidarlo mejor, cómo conservarlo y al tiempo conservar la vigencia de nuestra especie.
  8. Según el calendario cósmico de Carl Sagan, si el primer segundo del 1 de enero fue el Big Bang, la Vía Láctea se habría formado en mayo, los sistemas planetarios de junio a agosto, el Sol y la Tierra en setiembre y las primeras formas de vida en agosto. Recién el último día, 31 de diciembre, una hora y media antes de que acabe el año aparecieron los primeros homínidos. Toda la historia de nuestra civilización cabe en los últimos 10 segundos de ese año. Así de insignificantes, cósmicamente, somos. Pero eso no nos desalienta, ni nuestra fragilidad física, más bien han sido motores de nuestra curiosidad y ansias por saber, conocer y controlar el mundo que nos rodea.
  9. Sophimanía nació para ser una ventana a la ciencia, al conocimiento científico y humanístico. Una plataforma de despliegue de varias formas del saber humano.
  10. Descubrimientos, investigaciones, hallazgos en ciencia, astronomía, salud, medicina, medioambiente, nutrición, arte, literatura, ciencias sociales, filosofía, tecnología, neurociencias, robótica, inteligencia artificial, y todo aquello que hemos construído a la par que nos ha configurado y que da cuenta de nuestra existencia, está aquí, en este espacio que nació con el fin de compartir en comunidad. Porque queremos vivir mejor, sentir mejor, saber y entender mejor, sentir mejor... Por eso y para eso está Sophimanía aquí. Para ti. ¡Disfruta!