El bosque amazónico está perdiendo su capacidad para absorber CO2

Cambio Climático y Desastres

Por Sophimania Redacción
20 de Marzo de 2015 a las 12:57
Compartir Twittear Compartir
El bosque amazónico está perdiendo su capacidad para absorber CO2

La Amazonía está perdiendo su capacidad de absorber carbono de la atmósfera, según un amplio estudio realizado en la zona, que se publica este miércoles en Nature.

 

Los gases invernaderos comienzan a ganarle a la selva amazónica pues de acuerdo a un estudio, el Amazonia a perdido un 30% de su capacidad en absorber este tipo de gases.

 

El autor principal de este trabajo, el doctor Roel Brienen, de la Facultad de Geografía de la Universidad de Leeds, en Reino Unido, señala: "Las tasas de mortalidad de los árboles se han incrementado en más de un tercio desde mediados de la década de 1980 y esto está afectando a la capacidad de la Amazonía para almacenar carbono".

 

 

co2 2

Foto: RMARQUEZ

 

 

La investigación que duró 30 años, contó con la participación de cerca de 100 científicos alrededor del mundo que examinaron 321 parcelas forestales de la Amazonía (zonas delimitadas que pueden estar conformadas por unos 500 árboles cada una).

 

Inicialmente, el aumento de dióxido de carbono en la atmósfera, un ingrediente clave para la fotosíntesis, condujo a una etapa de crecimiento de los árboles de la Amazonía, según los investigadores, pero el carbono extra parece haber tenido consecuencias inesperadas. "Con el tiempo, la estimulación del crecimiento se alimenta a través del sistema, haciendo que los árboles vivan más rápido y mueran más jóvenes", argumenta otro de los investigadores, Oliver Phillips.

 

Ocho países de Suramérica se unieron a esta iniciativa. El resultado de este estudio determinó que la tasa de mortalidad de los árboles  aumentó desde 1980 cuando comenzó la investigación. Esto llevó a que la capacidad del Amazonas para capturar carbono se haya reducido a la mitad.

 

 

co2 3

Foto: BBC

 

 

Para calcular los cambios en el almacenamiento de carbono, los expertos, coordinados por RAINFOR, una red de investigación dedicada a la vigilancia de los bosques amazónicos, examinaron las parcelas forestales a través de seis millones de kilómetros cuadrados de la Amazonía, identificaron y midieron 200.000 árboles y registraron las muertes de los árboles, así como el crecimiento de nuevos árboles.

 

Vale reseñar que en los años 90, la selva amazónica era capaz de filtrar unas 2 millones de toneladas de dióxido de carbono al año pero en la actualidad esto ya no sucede.

 

El de Amazonas es el bosque continuo más grande del mundo y almacena una cuarta parte de todo el carbono que existe en los ecosistemas terrestres. Por ejemplo, cada año sus bosques capturan la misma cantidad de CO2 que emiten los países desarrollados.

 

Y aunque durante muchos años se ha reconocido el papel tan importante de los bosques en el control del calentamiento global, estos se han ido perdiendo, casi siempre por la deforestación.

 

 

FUENTE: BBC, El Mundo


Compartir Twittear Compartir