China: Purificador de aire convierte contaminación en joyas

Contaminación y Salud Ambiental

Por Sophimania Redacción
7 de Julio de 2016 a las 09:35
Compartir Twittear Compartir
China: Purificador de aire convierte contaminación en joyas
Studio Roosegaarde

El diseñador holandés y empresario Daan Roosegaarde en colaboración con la Universidad Deflt de Tecnología Bob Ursem han hecho una torre purificadora de aire gigantesca que convierte el smog extraído del aire en joyería.

Con 7 metros de altura, la torre es capaz de eliminar las partículas de niebla con humo de 30.000 metros cúbicos de aire por hora, utilizando no más de 1.400 vatios de electricidad (casi como una tetera). Está programado para ser puesto a prueba en Pekín en septiembre 2016.

Este aparato funciona mediante la ionización de las partículas del aire, que luego son atraídas por un electrodo central con el fin de eliminarlos del medio ambiente. Una vez dentro de la torre, las partículas de aire se comprimen a alta presión durante media hora y se ponen en resina con el fin de crear joyas, de la misma manera que el carbono se convierte en diamante después de ser comprimido por millones de años.

La contaminación del aire es un problema importante en Beijing y otras partes de China, donde se piensa que es responsable del 17 % de todas las muertes. El smog de la ciudad se compone de dos tipos de partículas: partículas finas en suspensión (PM2.5, que incluye toda la materia que es de menos de 2,5 micras de diámetro) y partículas de polvo (PM10, que miden entre 2,5 y 10 micras). Ambas pueden causar daños considerables al ser inhaladas, porque llegan a la sangre y pulmones.

De acuerdo con Studio Roosegaarde, la Torre libre de smog es capaz de eliminar ambos tipos de partículas del aire circundante y los dejan un 75 % más limpio. Además de proteger la salud de la gente y los turistas que quieran disfrutar de vistas más nítidas de la ciudad, la tecnología también produce joyas… y conejos han empezado a llegar a la zona circundante, "Tal vez se puede sentir la diferencia", finaliza Roosegaarde.

 

FUENTE: IFL Science


#china #contaminacion
Compartir Twittear Compartir