Científicos crean “papel” que puede ser usado como batería

Energía, Aire y Océanos

Por Victor Roman
6 de Diciembre de 2015 a las 11:29
Compartir Twittear Compartir
Científicos crean “papel” que puede ser usado como batería

Científicos de la Universidad de Linköping en Suecia han desarrollado un material delgado, similar al papel, capaz de almacenar energía. Con solo 15 centímetros de diámetro y menos de 0,5 milímetros de espesor, este nuevo material puede almacenar 1 faradio de capacidad eléctrica, que es casi lo mismo que muchos supercondensadores utilizados en los dispositivos eléctricos en la actualidad.

 

El material, que está hecho de nanocelulosa y un polímero conductor,  puede ser cargado y luego utilizado, con una duración de cientos de ciclos de carga. "Las películas delgadas que pueden funcionar también como condensadores han existido durante algún tiempo", dijo Xavier Crispin, investigador jefe del proyecto. "Lo que hemos hecho es producir el material en tres dimensiones. Podemos producir láminas gruesas."

 

Una vez listo, el material parece un papel negro, aunque es ligeramente más plástico. Sin embargo si tiene las cualidades del papel como fuerza y su capacidad para doblarse.  

 

El equipo creó las hojas en base a fibras de celulosa que fueron rotas utilizando agua a alta presión. Estas fibras miden sólo 20 nanómetros de diámetro, y se añaden a una solución de agua que contiene un polímero cargado eléctricamente. El polímero forma entonces una capa fina sobre las fibras.

 

El material, que según los investigadores afirman establece nuevos registros de conductividad simultánea de iones y electrones, podría tener un impacto significativo en la forma en que almacenamos energía en dispositivos pequeños, y con una mayor investigación podría incluso ser capaz de servir a las necesidades de energía de mayor capacidad.

 

A diferencia de las baterías y condensadores que utilizamos actualmente - que utilizan grandes cantidades de metal y, a menudo contienen sustancias químicas tóxicas – este “papel” está hecho de materiales simples: celulosa renovable y un polímero fácilmente disponible.

 

Según los investigadores, el papel es ligero, no requiere de productos químicos peligrosos o metales pesados, y es resistente al agua. El reto es desarrollar un proceso industrial para su fabricación a gran escala.

 

Al igual que con el papel normal, este material tiene que ser deshidratado para poder fabricarse la lámina. Si el equipo puede resolver este rompecabezas, posiblemente con la ayuda de socios comerciales, es posible que veamos más seguido este material en el futuro.

 

 

FUENTE: SCIENCEALERT


#papel #batería #supercondesador #nanocelulosa #energía
Compartir Twittear Compartir