El misterioso origen de los cielomotos o “terremotos del cielo”

Energía, Aire y Océanos

Por Sophimania Redacción
17 de Diciembre de 2014 a las 14:00
Compartir Twittear Compartir
El misterioso origen de los cielomotos o “terremotos del cielo”

En diversas partes del mundo se han registrado extraños sonidos provenientes del cielo que se asemejan al ruido de las naves de “La guerra de los mundos” o incluso a trompetas.

Algunos portales señalan que estos podrían marcar el inicio del apocalipsis o incluso una "alarma" que indica que habrá tsunami, pero ¿qué de esto es cierto?

Sin embargo, estos sonidos son totalmente naturales y se han escuchado durante siglos en todo el mundo. Se trata de los “cielomotos” o "terremotos del cielo" y son provocados por diversas razones.

 

 

cielomoto 2

Foto: BBC

 

 

Explicaciones

 

De acuerdo con el científico David Hill del Servicio Geológico de Estados Unidos, estos sonidos son generados en su mayoría por terremotos, por olas que golpean con fuerza los acantilados e incluso por la caída de un meteorito.

Explican que en el caso de las regiones costeras, este ruido puede ser resultado del metano que se desprende del océano. Con la combustión, este gas podría producir un gran estruendo.

Además, señalan que en ocasiones el cielomoto va acompañado de tsunamis y bolas de fuego.

Otras hipótesis hechos por portales de dudosa reputación científica explican que este "terremoto del cielo" podría originarse por aviones supersónicos. Sin embargo, aparentemente este estruendo no es nada "del otro mundo", es un sonido más de la naturaleza.

Sin embargo, y hasta el momento, ninguna de estas teorías ofrece una explicación definitiva a los potentes y misteriosos ruidos que de vez en cuando se escuchan en algún rincón del mundo.

Y no podemos descartar la posibilidad de que los primeros informes hablen de fenómenos fácilmente explicables, como fuegos artificiales, aviones, tornados y que hayan sido después amplificados por la vívida imaginación de los usuarios.

 

 

FUENTES: BBC, EL UNIVERSAL


Compartir Twittear Compartir