Bebés humanos y bonobos se parecen más de lo que pensabas (VIDEO)

Naturaleza y Animales

Por Sophimania Redacción
7 de Agosto de 2015 a las 13:06
Compartir Twittear Compartir
Bebés humanos y bonobos se parecen más de lo que pensabas (VIDEO)

Resulta que los bonobos, una especie de gran simio estrechamente relacionado con los seres humanos y que solo se encuentra en la República Democrática del Congo, se comunican igual que los bebés humanos, según un nuevo estudio publicado en PeerJ.

La investigación, realizada por científicos de la Universidad de Birmingham en Inglaterra y la Universidad de Neuchatel en Suiza, tiene implicaciones para la forma del habla y el lenguaje humano evolucionado.

"Aunque los seres humanos somos únicos en cuanto a nuestras capacidades de habla y lenguaje, los fundamentos que subyacen a estas habilidades parecen estar ya presentes en el último ancestro común que compartimos con los grandes simios", explica el Dr. Zanna Clay, un primatólogo y psicólogo de la Universidad de Birmingham, que dirigió el estudio. "Los resultados sugieren la existencia de una etapa intermedia entre la señalización vocal fija que se ve en la mayoría de las llamadas de primates y la señalización flexible en los seres humanos".

 

 

JohnKal

 

 

¿Cuál es la señalización flexible? Es la capacidad de los bebés humanos para utilizar un solo ruido en diferentes situaciones para expresar emociones positivas, neutrales y negativas. Por ejemplo, los mismos arrullos de los bebés pueden significar en un momento hambre, pero en otros, tristeza. Los científicos pensaron que esta comunicación compleja era exclusiva de los bebés humanos.

Pero fue recién en el Congo, donde Clay estaba estudiando a los bonobos, donde oyó una comunicación simliar. Para comparar las vocalizaciones de los bebés humanos, Clay y sus colegas estudiaron a una comunidad de 37 bonobos salvajes, 18 de los cuales eran menores de edad y el resto lactantes.

Los investigadores registraron las vocalizaciones durante la alimentación y el aseo personal, así como las respuestas a los depredadores. Después de analizar los sonidos, los investigadores encontraron que, a pesar de que durante sus vocalizaciones en contextos negativos tuvieron una tonalidad distinta, las realizadas durante las interacciones positivas y neutras no variaron acústicamente. Esto significa que los bonobos no solo entienden los sonidos, sino también el contexto en el que se realizan, lo que requiere un alto nivel de inteligencia.

Los investigadores concluyeron que su estudio puede arrojar nueva luz sobre la evolución de la palabra.

 

 

               

FUENTE: HuffPost


Compartir Twittear Compartir