Colo, el gorila más longevo en cautiverio cumple 60 años

Naturaleza y Animales

Por Sophimania Redacción
23 de Diciembre de 2016 a las 10:12
Compartir Twittear Compartir
Colo, el gorila más longevo en cautiverio cumple 60 años
Colo en su cumpleaños 59. Foto: The Columbus Dispatch

La primer gorila nacido bajo cuidado humano cumplió 60 años en su casa en el zoológico y acuario de Columbus en Ohio. Colo, cuyo nombre es una combinación de "Columbus" y "Ohio", es la gorila más viejo del mundo. Nació en 1956 y rompió este récord en 2012 cuando cumplió 56 años, hasta ese momento la esperanza de vida típica de un gorila era 30 a 40 años.

El nacimiento de Colo y su éxito reproductivo representan años de progreso en el cuidado y crianza de gorilas cautivos, explica el zoológico de Columbus en un comunicado. Pero también llama la atención sobre la difícil situación de los gorilas en estado silvestre, que están cada vez más amenazados por los cazadores furtivos y por la destrucción de su hábitat.

Colo nació en el zoológico de Columbus y en esa época, se sabía poco sobre el embarazo de gorilas. El personal del zoológico le proporcionó atención las 24 horas. En 1958, se le presentó a un gorila macho, Bongo, que se convirtió en su compañero durante los siguientes 25 años, y con quien produjo tres gorilas jóvenes, dos hembras y un macho. A lo largo de los años, la descendencia de Colo trajo 16 nietos, 12 bisnietos y 3 tataranietos.

Actualmente sus guardias hacen arreglos especiales para acomodar sus necesidades dietéticas y sociales a medida que envejece. Tiene su propio recinto y pasa sus días apartada de los grupos más grandes. En los últimos años, ha tenido artritis, típico de los seres humanos a medida que envejecen. Los suplementos dietéticos ayudan a contrarrestar la rigidez, mientras que el personal del zoológico ha modificado las estructuras del espacio donde vive para que sea más fácil para ella moverse.

La dieta de Colo ha cambiado a medida que envejece, en parte porque se vuelve más selectiva sobre lo que come. "A ella no le gustan los calabacines, las judías verdes, las uvas, el melón, el melón, las naranjas o las fresas", explica Dana Hatcher, gerente de nutrición animal en el zoológico de Columbus.

 

FUENTE: Live Science


#gorila #colo
Compartir Twittear Compartir