Estudio: Hormigas urbanas prefieren comida chatarra

Naturaleza y Animales

Por Sophimania Redacción
6 de Abril de 2015 a las 14:17
Compartir Twittear Compartir
Estudio: Hormigas urbanas prefieren comida chatarra

Enormes poblaciones de hormigas son capaces de sobrevivir en grandes urbes. Algunas especies conviven con el ser humano y de sus alimentos obtienen su principal fuente de subsistencia.

El estudio, publicado en la revista Proceedings of the Royal Society B., ha puesto a prueba los niveles de isótopos en hormigas de la ciudad de Nueva York para determinar la variedad de su dieta.

“Queríamos conocer más por qué algunas especies de hormigas son capaces de vivir junto a nosotros, en las aceras o en los edificios, mientras que otras se mantienen en las afueras del entorno humano”, dice el doctor Clint Penick, investigador de la Universidad de Carolina del Norte y autor principal del artículo que refiere el hallazgo.

Los científicos recogieron más de cien muestras de hormigas, en representación de 21 especies, en docenas de sitios en las aceras, las medianas de las calles y los parques de Manhattan. A continuación, se analizaron las muestras de hormigas para determinar el contenido de isótopos de sus cuerpos, además de emplear. También empelados para la datación de carbono, los isótopos son variantes de un mismo elemento que tienen diferentes números de neutrones.

Penick ha indicado que las hormigas que viven en estrecho contacto con los seres humanos “se parecen más a nosotros... Los alimentos humanos claramente constituyen una parte importante de la dieta de las especies urbanas. Estas hormigas son las comen nuestra basura”.

"Los alimentos humanos constituyen claramente una parte importante de la dieta de las especies urbanas (señalaba). Éstas son las hormigas que comen nuestra basura y esto puede explicar por qué las hormigas del pavimento son capaces de lograr esas grandes poblaciones en las ciudades". Sin embargo, hay una excepción a la tendencia de la hormiga urbana que come alimentos para humanos.

 

 

FUENTE: ABC


Compartir Twittear Compartir