Estudio: La homosexualidad en los animales es evolutiva

Naturaleza y Animales

Por Sophimania Redacción
23 de Mayo de 2016 a las 14:21
Compartir Twittear Compartir
Estudio: La homosexualidad en los animales es evolutiva
Ivain Martinossi-Allibert

No es una sorpresa que el acto sexual entre personas o animales con los mismos órganos reproductores no trae consigo la reproducción, sin embargo, la homosexualidad tanto en animales como en personas sigue existiendo y es bastante común.

Esto ha desconcertado a los biólogos y evolucionistas, ya que se supone que el acto sexual tiene como fin máximo el soporte de la vida. Es por eso que un equipo de científicos de la Universidad de Uppsala (Suecia), ha tratado de entender por qué el comportamiento homosexual se repite tanto en la naturaleza. Su hipótesis era que, como machos y hembras comparten la mayoría de los genes, las relaciones entre individuos del mismo sexo se mantienen por selección natural, porque los genes que predisponen a esta tendencia aportan beneficios cuando se expresan en el sexo opuesto.

El estudio publicado en BMC Evolutionary Biology, analizó el comportamiento en el escarabajo común, Callosobruchus maculatus, una especie en la que hembras y machos tienen bajos índices de comportamiento homosexual. Usando técnicas de reproducción artificial, los científicos utilizaron crías de ambos sexos para crear una generación de escarabajos con mayor tendencia a mostrar hacia la homosexualidad.

Lo que encontraron fue que la expresión de comportamientos homosexuales incrementados, incrementa también la reproducción entre los animales heterosexuales. A esto se le llama un “tira y afloja” genético, por lo que la homosexualidad, contrariamente a lo que se piensa, no disminuyó la cantidad de crías, sino que siempre se nivelaba. Los genes ligados a esta conducta favorecen al sexo opuesto por selección natural.

“Los machos nacidos con mayor tendencia a montar a otros machos eran menos exigentes cuando se les daba a elegir entre cortejar a machos o hembras, mientras que sus hermanas pusieron más huevos y produjeron más crías que antes”, recalca David Berger, uno de los autores del estudio. Según Berger, este mecanismo genético que explica las conductas homosexuales en los escarabajos podría aplicarse en una gran variedad de animales.

¿Ya ven? La diversidad sexual es natural. ¿Se podrá aplicar esto a los humanos? Esperemos a más estudios.

 

FUENTE: ABC


#evolucion #homosexualidad
Compartir Twittear Compartir