Estudio: Machos y hembras procesan el dolor de manera diferente

Naturaleza y Animales

Por Sophimania Redacción
30 de Junio de 2015 a las 10:17
Compartir Twittear Compartir
Estudio: Machos y hembras procesan el dolor de manera diferente

Una nueva investigación en ratones ha encontrado que el dolor es un proceso distinto para ratones machos y hembras, y el descubrimiento puede aplicarse también a otras especies, incluidos los humanos. El estudio fue publicado en la revista Nature Neuroscience.

El estudio se centró en las células inmunes llamadas microglias, que se encuentran en el cerebro y la médula espinal y son responsables de la señalización de las neuronas que activan la sensación de dolor en el caso de una lesión. La microglia no solo ayuda a activar la sensación de dolor, sino que también regulan la forma en que el dolor es percibido, dependiendo del tipo de lesión.

Estudios previos liderados por el experto en dolor, Jeffrey Mogil de la Universidad McGill, en Canadá, sugirieron que la microglia puede desempeñar un papel más importante en el tratamiento del dolor de los ratones machos que para los ratones hembras, por lo que decidieron dirigirse específicamente a estas células inmunes para ver si producían una respuesta diferente.

 

 

pain 2

Foto: Science Alert

 

 

Ratones macho y hembra con hipersensibilidad al dolor crónico recibieron medicamentos que fueron diseñados para interferir con sus microglias de una manera que les hizo más tolerantes al dolor. Mientras que los medicamentos causaron que los ratones machos dejaran de sentir dolor, esto no parecía funcionar con las hembras.

Los resultados sugieren que un proceso biológico fundamental está siendo gobernado de una manera totalmente diferente en machos y hembras de una determinada especie de mamífero. Esto significa que tenemos una idea bastante buena de lo que podría ser el control de la sensación de dolor en ratones machos, pero no tenemos ni idea de cómo es en las hembras.

Según Duhaime-Ross, en la actualidad hay 100 millones de personas que viven con dolor crónico en los EE.UU., y muchas condiciones tienen más probabilidades de afectar a las mujeres que a los hombres. Si vamos a desarrollar tratamientos más eficaces, tenemos que entender correctamente cómo se procesa el dolor en los ratones hembra.

Muchas veces no se hacen estudios en hembras porque se asume que los cambios hormonales van a sesgar los resultados. Sin embargo, una serie de estudios han demostrado que este no es el caso.

 

 

FUENTE: Science Alert


Compartir Twittear Compartir