Hacen que ratas macho se interesen por ratas macho gracias a la oxitocina

Naturaleza y Animales

Por Sophimania Redacción
24 de Abril de 2015 a las 14:14
Compartir Twittear Compartir
Hacen que ratas macho se interesen por ratas macho gracias a la oxitocina

Las bases del comportamiento homosexual es un tema de debate. ¿Es la naturaleza? ¿Se cultiva? ¿Una combinación de ambos? Investigadores de la Universidad Veracruzana de México, han sido capaces de demostrar que la preferencia homosexual en ratas macho puede ser inducida por la oxitocina y la quinpirole, una droga psicoactiva.

El estudio fue publicado en la revista Pharmachology Biochemestry and Behavior.

El quinpirole es un fármaco que tiene el mismo efecto en el cerebro que el neurotransmisor dopamina, que desempeña un papel importante en el comportamiento de recompensa. El proceso de tener sexo refuerza la preferencia sexual entre hombres y mujeres, ya que el cerebro libera enormes niveles de dopamina en el acto, proporcionando a la rata felicidad. Esto se da casi inmediatamente después de la eyaculación, cuando el cerebro del macho se inunda con la hormona oxitocina. Esto afianza el apego social a su pareja mediante el aumento de su confianza, recompensa, y la inducción de un estado de calma.

Cuando las ratas macho sexualmente inmaduras fueron expuestas a la hormona oxitocina y / o quinpirol, y luego se les hicieron cohabitar con otros machos sexualmente activos, desarrollaron una preferencia social por los demás machos, incluso cuando los medicamentos ya no estaban presentes en su sistema. Curiosamente, su preferencia no se limitaba solo a la situación social. Cuando se les da un dio más tarde de elección entre un macho y una hembra, las ratas tratadas mostraron preferencia sexual por las ratas macho.

Pero, ¿cómo sabían que tenían una preferencia sexual? Los investigadores midieron cuánto tiempo las ratas tratadas pasaron con los otros machos, cuánto contacto corporal tenían, y cuántas veces se olieron sus genitales. Además de estos gestos amistosos, los machos tratados también mostraban erecciones sin contacto.

Sorprendentemente, los efectos de las hormonas y las drogas no se limitaban solo a las respuestas de comportamiento, sino que también cambió la fisiología del cerebro de las ratas. Durante mucho tiempo se ha pensado que una región del hipotálamo en el cerebro, el núcleo sexualmente dimórfico del área preóptica medial (SDN-POA), se relaciona con preferencia sexual. Para todas las especies de mamíferos estudiadas hasta ahora, se ha demostrado dimorfismo sexual, es decir que esa parte del cerebro en los machos es 5-7 veces más grande que en las hembras.

Esto se cree que está relacionada con la cantidad de testosterona experimentada durante los primeros días después del parto. Durante el experimento, los investigadores encontraron que las ratas tratadas con oxitocina encogieron esta parte del cerebro.

Sin embargo, si bien la oxitocina produjo que esta zona del cerebro se reduzca en tamaño, esto sucedió independientemente de la preferencia de pareja, por lo que el tamaño este núcleo cerebral no predijo una orientación homosexual.

Pero no nos adelantemos. Poner a dos hombres en una habitación y darles oxitocina y quinpirol no va a convertirlos en gay, pero el estudio sugiere que es posible que las ratas machos aparentemente heterosexuales puedan desarrollar una inclinación social y sexual homosexual dadas las condiciones adecuadas.

 

 

FUENTE: I Fucking Love Science


Compartir Twittear Compartir