Los gusanos machos tienen neuronas que los hacen “pensar” en sexo

Naturaleza y Animales

Por Sophimania Redacción
19 de Octubre de 2015 a las 22:52
Compartir Twittear Compartir
Los gusanos machos tienen neuronas que los hacen “pensar” en sexo

El gusano transparente Caenorhabditis elegans, tienen dos neuronas exclusivas que aparecen durante la maduración sexual y modifican el cerebro para que el sexo se convierta en una prioridad para los machos. El hallazgo se acaba de publicar en la revista Nature.

 

Arantza Barrios, que trabaja en el University College de Londres, es la líder de la investigación que ayuda a entender cómo los cerebros masculino y femenino difieren en preferencias, aptitudes y juicios en estos animales. “Las áreas del cerebro involucradas en el aprendizaje muestran diferencias sexuales en muchos animales, incluidos los humanos, pero no está claro cómo estas diferencias afectan al comportamiento. Hemos demostrado cómo las diferencias genéticas y de desarrollo entre los dos sexos conducen a cambios estructurales en el cerebro de los gusanos macho durante la maduración sexual. Estos cambios hacen que los cerebros masculinos funcionan de manera diferente, permitiéndoles recordar los encuentros sexuales anteriores y dar prioridad al sexo en el futuro”, destaca.

 

Los Caenorhabditis elegans tiene dos sexos: machos y hermafroditas. Los hermafroditas son esencialmente hembras “modificadas”, que llevan su propio esperma y no necesitan tener sexo para reproducirse. El efecto de estas células masculinas en el comportamiento de los gusanos se probó mediante condicionamiento clásico, en el que se asociaron las experiencias aversivas o agradables (como el hambre o encontrar un compañero sexual) con otro estímulo (en este caso, sal).

 

Para contextualizar el hallazgo, hay que explicar que los gusanos aprenden enseguida a evitar las zonas con altas concentraciones de sal, como un indicador de la ausencia de alimento. Tanto los machos como los hermafroditas aprenden a evitar la sal. Sin embargo, cuando los machos están en un ambiente muy salado en el que hay parejas sexuales, pasan por alto que no hay comida y se pueden morir de hambre.

 

Esta preferencia ciega por el sexo no se produce en los hermafroditas. Y tampoco en los machos a los que les quitaron las misteriosas neuronas masculinas, lo que demuestra que son esenciales para las diferencias en las preferencias entre machos y hermafroditas.

 

 

FUENTE: ABC


Compartir Twittear Compartir