Los humanos no son los únicos animales conscientes de sí mismos

Naturaleza y Animales

Por Sophimania Redacción
18 de Junio de 2015 a las 12:29
Compartir Twittear Compartir
Los humanos no son los únicos animales conscientes de sí mismos

Los animales deben tener un poco de sentido de sí mismos para tomar buenas decisiones, explica un grupo  de psicólogos y filósofos de la Universidad de Warwick en el Reino Unido, en un reciente estudio publicado en Current Zoology.

La conciencia de sí mismo es a menudo considerada como un rasgo exclusivamente humano, pero la nueva investigación sugiere que puede ser más común de lo que se pensaba en todo el reino animal. De hecho, el estudio sostiene que cualquier animal capaz de imaginar un futuro resultado de sus acciones debe tener un sentido primitivo del yo.

La investigación no se basa en ninguna prueba experimental y está lejos de ser concluyente, pero sí pone en cuestión la forma en que pensamos acerca de la auto-conciencia y las capacidades cognitivas de los animales.

"El estudio responde a una pregunta muy antigua: ¿Qué animales tienen un sentido del yo?", explica uno de los principales investigadores, Thomas Hills, en un comunicado de prensa. "La idea clave es que esos animales son capaces de simular sus acciones futuras, distinguir entre sus acciones imaginadas y las que son reales".

 

 

self 2

Foto: Science Alert

 

 

La obra está construida con base en un estudio realizado en la década de 1950, en el que ratas fueron enviadas a través de un laberinto para encontrar comida. En ciertos puntos, las ratas fueron obligadas a tomar una decisión sobre qué camino tomar, y los investigadores observaron que en estos "puntos de elección los ratas parecían deliberar sobre sus acciones”.

Más recientemente, neurólogos encontraron que las regiones del hipocampo, que se asocian con la simulación de opciones posibles, se activaron en esos puntos de elección. Así que el equipo se dispuso a tratar de entender lo que significa la conciencia de sí mismo de una rata, modelando lo que podría estar pasando dentro de su cerebro en cada uno de estos puntos de elección.

Esto llevó a la conclusión de que las ratas deben ser capaces de discernir la diferencia entre experiencias reales y experiencias imaginarias. Y para ello, necesitaban algún tipo de conciencia de sí mismo, de acuerdo con los modelos del equipo. Ellos llaman a esto la posibilidad de etiquetar el "yo primal”.

Por supuesto, hay una gran cantidad de investigación que hay que hacer antes de confirmar esta hipótesis, pero sin duda abre algunas posibilidades interesantes.

 

 

FUENTE: Science Alert


Compartir Twittear Compartir