La película “El Renacido” no sería científicamente correcta

Arte, Cine y Literatura

Por Sophimania Redacción
22 de Febrero de 2016 a las 10:46
Compartir Twittear Compartir
La película “El Renacido” no sería científicamente correcta

La película El Renacido (su nombre en inglés, The Revenant) está basada en un hecho real ocurrido en el rio Missouri, en Dakota del Sur, en junio de 1823. La historia cuenta la expedición de Huge Glass (Leonardo DiCaprio), que es parte del ejercito de los EEUU y que recibe un balazo y es atacado por un oso en su travesía por volver a su fuerte.

Si no has visto la película mejor deja de leer aquí, que vamos a analizar por qué la trama plantea datos que no se ajustan a la realidad. Antonio Ruiz de Elvira es catedrático en física aplicada de la Universidad de Alcalá de Henares y escribe para El Mundo sobre esta película, que, al parecer, está lejos de ser científicamente correcta.  

Glass es atacado por un oso y es enterrado vivo por los guías que lo acompañaron. Pero Glass despierta del coma y sale del hoyo donde los habían arrojado, y usando una piel de oso para protegerse se arrastra hasta el Fuerte Kiowa, también en el Missouri, a 320 km del lugar donde fue enterrado.

Un explorador sano puede hacer este recorrido de 40 km/día durante 42 días, pero es decir que si comienza a mediados de junio debería llegar a comienzos de agosto. Además, durante el verano, una persona atacada por un oso tendría más riesgos de infección en las heridas. “Se cuenta que Glass se protegió de la gangrena utilizando gusanos y hierbas”, explica Ruiz de Elvira.

Pero el tema no es solo la infección o la gangrena, sino la fiebre que seguramente atacó a Glass. En 1823 no había medicinas para la fiebre, y es probable que con la infección de las heridas esta haya durado hasta 3 semanas, lo que le hubiera impedido caminar 7 kilómetros diarios (o arrastrarse).

En la película, se sitúa la acción a comienzos de invierno y el escenario son praderas y montañas. Pero la historia real sucedió en verano y en las llanuras, a 1000 km de donde la sitúa la película. Como explica Ruiz de Elvira, “en invierno, con los suelos cubiertos de nieve, y ventiscas fuertes, el agua de los ríos que forzosamente tenía que cruzar Glass, debía estar a temperaturas proximas a 0ºC”.

El ser humano tiene que mantener un equilibrio  térmico de aproximadamente 36 °C. Si es menor a esto, el cuerpo empieza a perder calor. El vello del cuerpo protege nuestra temperatura pero no contamos con una gruesa capa de grasa (como otros animales) que nos protegen del frío. Por ello usamos ropa, ya que esto crea una capa de aire entre la piel y el ambiente exterior, lo que aísla el frío.

En la película, Glass cruza una y otra vez ríos casi helados, y le hace bajar cientos  de metros dentro de la corriente de uno de ellos, cayendo además por cataratas. “Tal como aparece en la película, Glass debería haber pasado absolutamente mojado la mitad de su viaje”, explica el físico. Sin embargo, una persona mojada, en un ambiente con temperaturas próximas a 0ºC no sobrevive más de media hora si no se seca antes de ese intervalo de tiempo.

Pero bueno, estamos hablando de una película.

 

 

FUENTE: El Mundo


#dicaprio #leonardo #cine #renacido
Compartir Twittear Compartir