Se puede convencer a alguien de haber cometido un crimen ficticio en solo 3 horas

Filosofía y Humanidades

Por Sophimania Redacción
16 de Enero de 2015 a las 10:56
Compartir Twittear Compartir
Se puede convencer a alguien de haber cometido un crimen ficticio en solo 3 horas

Una nueva investigación ha demostrado que en el transcurso de unas pocas horas, los adultos inocentes pueden ser convencidos de que han cometido un delito en sus años de adolescencia, incluso si ese crimen fue completamente inventado. Los resultados se publicaron en la revista Psychological Science.

A principios del 2014, un equipo de abogados y especialistas en estadística publicó un artículo afirmando que el 4,1 % de los acusados de delitos que están condenados a muerte en los EE.UU. son condenados falsamente.

Para estudiar este fenómeno, un estudio dirigido por la psicóloga Julia Shaw de la Universidad de Bedfordshire en el Reino Unido investigó la posible causa, y encontró que de ser interrogadas en la forma correcta, las personas inocentes pueden fabricar historias en sus mentes con tanto detalle, que pueden convencerse falsamente de haber cometido un crimen.

 

 

interroga 2

Foto: BP

 

 

 

Sembrar recuerdos falsos

 

"Nuestros hallazgos muestran que los falsos recuerdos de cometer delitos pueden ser sorprendentemente fáciles de generar, y pueden tener los mismos de datos complejos de un recuerdo real”, dijo Shaw en un comunicado de prensa.

Shaw y su colega, el psicólogo forense Stephen Porter, de la Universidad de British Columbia en Canadá, realizaron el experimento mediante la contratación de 60 estudiantes universitarios que no habían participado en ningún delito. Luego, los investigadores pidieron a sus cuidadores primarios llenar un cuestionario relacionado con hechos concretos que estos estudiantes podrían haber experimentado entre las edades de 11 y 14 años. A continuación, los estudiantes fueron llevados al laboratorio para someterse a tres entrevistas de 40 minutos que se extendían sobre un período de tres semanas.

Durante la primera entrevista, los investigadores describen brevemente dos eventos a cada uno de los estudiantes, que los estudiantes habían experimentado en sus años de adolescencia (cuyos detalles fueron proporcionados por su cuidador), y uno que era falso, y en realidad nunca sucedió.

Se les pidió a los alumnos que expliquen lo que les sucedió durante cada uno de estos eventos. Naturalmente, ellos lucharon para recordar los detalles del evento falso, pero se les animó a seguir intentándolo. Durante la segunda y tercera entrevistas,  a los estudiantes se les pidió una vez más recordar lo que sucedió durante los hechos reales y falsos.

 

 

interroga 3

Foto: PUBLILITICA

 

 

Los resultados

 

Shaw y Porter encontraron que de los 30 alumnos a quienes se les dijo que habían cometido un crimen en sus años de adolescencia, 21 (el 71 %)  terminaron desarrollando una falsa memoria del evento. De los 20 a quienes se les dijo que cometieron algún tipo de asalto, ya sea con o sin un arma, 11 eran capaces de describir con detalle increíble un evento que nunca ocurrió.

Del mismo modo, el 76,6 % de los 30 estudiantes que fueron alimentados con historias falsas acerca de sus años de adolescencia que no eran de naturaleza crimal, terminaron formando recuerdos falsos también.

Los investigadores dicen esto podría tener enormes implicaciones en el sistema de justicia penal cuando se trata de la interrogación de sospechosos, y el peso que se le toma a los testimonio de los testigos.

"La comprensión de que existen estos complejos recuerdos falsos, y que las personas normales pueden ser guiadas para generarlos con bastante facilidad, es el primer paso para prevenir que sucedan", dice Shaw en el comunicado de prensa.

 

 

FUENTE: Science Alert


Compartir Twittear Compartir