Estudio: El tiempo pasa más rápido o más lento según el idioma que hables

Sociología y Antropología

Por Sophimania Redacción
14 de Mayo de 2017 a las 21:25
Compartir Twittear Compartir
Estudio: El tiempo pasa más rápido o más lento según el idioma que hables
Foto: internet

El tiempo parece pasar más rápido o más lento dependiendo del idioma que hablas, reveló una nueva investigación publicada en Journal of Experimental Psychology: General.

Un equipo de la Universidad de Stellenbosch en Sudáfrica y la Universidad de Lancaster en el Reino Unido afirma que el bilingüismo alienta al cerebro a pensar de nuevas maneras. "El lenguaje puede modificar nuestra percepción y nos hace experimentar el tiempo de una manera muy específica según el idioma", explica Panos Athanasopoulos de la Universidad de Lancaster.

En un experimento, se les mostró a 40 hablantes de español y 40 suecos una animación por computadora de una línea de crecimiento lento. Todas las animaciones duraron 3 segundos, pero la línea no siempre creció a la misma longitud. Los investigadores esperaban que, debido a que los suecos hablaban del tiempo en términos de distancia, les resultaría más difícil calcular exactamente cuánto tiempo había pasado. Mientras tanto, los hispanohablantes, que se refieren al tiempo en términos de volumen, fueron mucho mejores al darse cuenta de que habían transcurrido los mismos 3 segundos.

"Los hablantes suecos tienden a pensar que la línea que crece más en la distancia, demora más tiempo", explicó uno de los investigadores, el lingüista Emanuel Bylund, de la Universidad de Stellenbosch. "Los hispanohablantes no se engañan con eso". En otro experimento, se mostró a los participantes animaciones de una jarra que se llenaba lentamente: la longitud de la animación era fija, pero la jarra se llenaba en diferentes cantidades. Esta vez fueron los hispanohablantes quienes tuvieron problemas para estimar el paso del tiempo.

Para obtener más información sobre lo que estaba sucediendo, también se reclutaron 74 hablantes bilingües de español y sueco, y se mostraron animaciones similares. Los resultados finales eran los mismos: cuando se les instruía en sueco, los voluntarios eran más fácilmente engañados por las animaciones de la línea, y cuando se les instruía en español, eran las animaciones de las jarras las que interferían en sus percepciones del tiempo.

El equipo sospecha que si hemos crecido con un idioma donde una mayor longitud significa más tiempo ("un día largo"), entonces nuestros cerebros automáticamente asumen que una línea más larga necesita más tiempo para ser dibujada. Pero, "al aprender un nuevo idioma, de repente te sintonizas con dimensiones perceptivas de las que no tenías conocimiento antes", explica Athanasopoulos.

 

FUENTE: ScienceAlert

 

Si quieres estar siempre enterado de lo último y lo mejor en descubrimientos, investigaciones y avances científicos y tecnológicos SUSCRÍBETE AQUÍ en un solo paso. Recibirás un boletín semanal con lo mejor de Sophimania.


#tiempo #idioma #bilingüe
Compartir Twittear Compartir