Estudio: “Indignación moral” y prejuicios hacia las personas que no quieren tener hijos

Sociología y Antropología

Por Sophimania Redacción
6 de Marzo de 2017 a las 08:19
Compartir Twittear Compartir
Estudio: “Indignación moral” y prejuicios hacia las personas que no quieren tener hijos
Imagen: Internet

Un nuevo estudio publicado en Sex Roles, explora las vivencias de las parejas que no quieren tener hijos. La decisión de una persona de no tener hijos puede provocar "indignación moral" en otros, incluso extraños, según descubre un nuevo estudio.

Esta emoción de enojo se produce cuando alguien cree que otra persona ha cometido una transgresión moral, y es distinta del enojo que puede sentir alguien por haber sido agraviado. En este caso, la persona no se molesta por algo que le hayan hecho (que sería normal) sino que se molesta porque otros no cumplen con sus ideales morales.

Cada vez más gente decide no tener hijos o retrasar el tenerlos. Investigaciones anteriores han encontrado que las personas que eligen no tener hijos a menudo se enfrentan a la estigmatización, sin embargo, no estaba claro qué causaba esta estigmatización. En la investigación, los participantes reportaron sentir indignación hacia las personas que no quieren tener hijos.  "Lo notable de nuestros hallazgos es la indignación moral que los participantes reportaron sentir hacia un extraño que decidió no tener hijos", explica a autora del estudio, Leslie Ashburn-Nardo, profesora asociada de psicología en la Universidad de Indiana-Universidad Purdue de Indianápolis.

Se sabe que la paternidad y en especial la maternidad son vistas como un imperativo moral, incluso, "no tener hijos es visto no solo como atípico, sino también como moralmente mal", explica la autora, pero no se tenían datos empíricos que pudieran respaldar esta información y su extensión.

Muchos de nosotros, cuando expresamos que no queremos tener hijos automáticamente nos ganamos una mirada de reprobación, especialmente cuando aquella persona que nos juzga es de generaciones mayores, sin embargo, esta estigmatización estaría más generalizada, según datos del estudio. Casi 200 estudiantes universitarios leyeron varias descripciones de adultos casados y luego calificaron si se cumplían las expectativas que tenían sobre ellos como personas. También se les pidió que anotaran si sentían alguna indignación moral hacia la persona. Las únicas diferencias en las descripciones eran sobre el género de la persona y si quería o no tener hijos.

Ashburn-Nardo encontró que los participantes percibían a las personas que no querían tener hijos como menos satisfechos psicológicamente que las personas que sí querían tener hijos. También reportaron indignación moral mucho mayor en estos individuos sin hijos, explica Ashburn-Nardo.

Los nuevos hallazgos pueden tener algunas implicaciones preocupantes para la transición a la edad adulta, escribió Ashburn-Nardo en el estudio. Por ejemplo, el estudio sugirió que "muchos jóvenes pueden ver a los niños como un ingrediente necesario para tener una vida plena", y por lo tanto, sentir presión para tener hijos. "Irónicamente, estas percepciones no tienen absolutamente ninguna base en la realidad", según la autora. Por el contrario, las investigaciones existentes sugieren que los padres reportan una satisfacción marital significativamente menor que los no padres y que la insatisfacción aumenta a medida que las parejas tienen más hijos. 

La investigación tuvo varias limitaciones, incluyendo una muestra en gran medida homogénea que consistía principalmente de mujeres blancas de poco más de 20 años, señaló Ashburn-Nardo. Además, aunque hubo una diferencia estadísticamente significativa en los niveles de indignación moral que la gente sentía hacia las parejas sin hijos en comparación con las parejas que tenían hijos, las diferencias tampoco eran tan grandes.

 

FUENTE: LiveScience


#maternidad #hijos #moral #paternidad
Compartir Twittear Compartir