Estudio revela que los seres humanos nos venimos matando en guerras desde hace 10 mil años

Sociología y Antropología

Por Sophimania Redacción
21 de Enero de 2016 a las 09:42
Compartir Twittear Compartir
Estudio revela que los seres humanos nos venimos matando en guerras desde hace 10 mil años

Restos fosilizados de hombres, mujeres y niños que muestran signos claros de ser masacrados violentamente se han descubierto en Kenia, lo que sugiere que los seres humanos han estado participando en guerras durante al menos 10.000 años.

La nueva evidencia publicada en Nature se presenta en forma de 27 esqueletos parciales de una tribu de cazadores-recolectores, que parecen haber sido todos asesinados brutalmente y dejados en la tierra sin enterrar. De estos individuos analizados, 21 eran adultos, entre ellos ocho hombres, ocho mujeres y cinco restos que no pudieron ser verificados. Los huesos de seis niños fueron encontrados cerca de los restos de cuatro de las mujeres adultas.

Un equipo de la Universidad de Cambridge en el Reino Unido encontró evidencia de que los individuos habían sido sometidos a lesiones traumáticas en la cabeza, fracción de huesos y lesiones hechas con flecha en el cuello. Puntas de proyectil de piedra se encontraron en el cráneo y el tórax de dos hombres. Cuatro esqueletos se encontraron también en posiciones que indicaban que sus manos estaban atadas, incluyendo a una mujer en las últimas etapas del embarazo.

"Estos restos humanos registran la muerte intencional de un pequeño grupo de cazadores-recolectores sin sepultura deliberada, y presentan pruebas de que la guerra era parte del repertorio de las relaciones intergrupales entre algunos cazadores-recolectores prehistóricos", dijo el investigador principal, Marta Mirazon Lahr.

Los restos fueron descubiertos en un sitio llamado Nataruk, que está a 30 km al oeste del lago Turkana. Gracias a la datación por radiocarbono, la fecha de muerte se data entre hace 9.500 y 10.500 años. "La masacre Nataruk puede haber resultado de un intento de apoderarse de los recursos, territorio, las mujeres, los niños, los alimentos almacenados en macetas que guardaban”, explica Mirazon Lahr.

Los investigadores no han sido capaces de encontrar mucha evidencia sobre quién mató a la gente Nataruk, pero sí descubrieron dos puntas de flecha de obsidiana, una roca volcánica negra que no fue utilizada por otras tribus de la Edad de Piedra tardía en esa región, lo que confirma que los agresoras no eran de la zona cercana.

"No tengo ninguna duda de que está en nuestra biología ser agresivos y letales, así como podemos ser profundamente cariñosos y amorosos. Mucho de lo que entendemos acerca de la biología evolutiva humana sugiere que somos dos caras de la misma moneda", explica Robert Foley, co autor.

 

FUENTE: Science Alert


#guerra #muerte #piedra #cazador
Compartir Twittear Compartir