Nasa ayudó en la última película de ciencia ficción "El Marciano”, con Matt Damon

Sociología y Antropología

Por Sophimania Redacción
23 de Agosto de 2015 a las 12:56
Compartir Twittear Compartir
Nasa ayudó en la última película de ciencia ficción "El Marciano”, con Matt Damon

“El marciano” es un cuento sencillo sobre un astronauta llamado Mark Watney (interpretado por Matt Damon) tratando de sobrevivir luego de haber varado en Marte. Pero el hecho más importante de esta película es que usa aspectos científicos muy recientes, su versión del futuro no es distante o fantástico, sino familiar y posible. Y la premisa de la historia se basa en el tipo de misión que la NASA está planeando.

La película se basa en el best sellet de Andy Weir, que investigó para su novela navegando en la web del Centro Espacial Johnson y el Jet Propulsion Laboratory (JPL). Sin emabrgo, Ridley Scott (director de la película), se comunicó con la NASA para incluir en su realización, aspectos científicamente correctos. Luego de muchas reuniones, era bastante claro que esta película incluiría imitaciones de los prototipos reales que la NASA estaba construyendo para las futuras misiones a Marte. Para la NASA, esta película tiene más o menos presente su visión del futuro a mediano plazo.

 

 

 

Trailer. Video: 20th Century Fox

 

 

De hecho, la NASA ya está desarrollando una serie de tecnologías utilizadas en la película, incluyendo un hábitat marciano y un traje espacial adecuado para el medio ambiente del planeta. La agencia ha enumerado las tecnologías que aparecen en la película que ya existen en alguna forma, y otros que podrían estar listos en 20 años, cuando los acontecimientos de la película tienen lugar:

 

Hábitat: El protagonista de la película, Mark Watney, se aloja en el hábitat de la tripulación cuando llega a Marte. Los astronautas de la NASA entrenan para las misiones del espacio profundo al permanecer en un hábitat humano llamado Human Exploration Research Analog HERA en el Centro Espacial Johnson.

 

Granja: La película muestra las plantas que crecen en granjas espaciales, muy parecidas a la tecnología usada para plantar lechugas y que fueron consumidas por primera vez en el espacio la semana pasada en la Estación Espacial Internacional.

 

Recuperación de Agua: Al igual que Watney, la tripulación de la EEI recicla cada gota de orina, sudor y el agua que utiliza para el lavado.

 

Generación de Oxígeno: Los astronautas de la EEI tienen un sistema de generación de oxígeno que proporciona continuamente el aire que se respira.

 

Traje espacial: La NASA ha comenzado a trabajar en el traje espacial Z-2, que puede tener un aspecto bastante extraño, pero permitirá a los seres humanos explorar el planeta rojo.

 

Rover: Varios rovers ya han vagado por Marte en el pasado, pero la NASA está desarrollando su próxima generación de vehículos de tierra para el planeta rojo y asteroides cercanos a la Tierra.

 

Propulsión Ion: La tripulación en la película utiliza propulsión iónica para llegar al planeta más rápido, mientras que en la realidad, las naves espaciales usan propulsores iónicos para minimizar el consumo de combustible.

 

Paneles solares: Muchas de las naves espaciales de la NASA ya tienen paneles solares para absorber la luz solar y generar energía que puedan utilizar.

 

Generadores termoeléctricos de radioisótopos (RTG): Estos generadores convierten el calor de la desintegración radiactiva del plutonio-238 en energía. El rover Curiosity tiene uno, que puede producir 110 vatios de potencia, suficiente para iluminar una bombilla.

 

 

FUENTES: POPSCI, Endgadget


Compartir Twittear Compartir