Religión: ¿Para qué existe? ¿Algún día desaparecerá?

Sociología y Antropología

Por Sophimania Redacción
19 de Diciembre de 2014 a las 12:05
Compartir Twittear Compartir
Religión: ¿Para qué existe? ¿Algún día desaparecerá?

El ateísmo está en aumento en todo el mundo, pero ¿eso significa que la religión pronto será una cosa del pasado? La respuesta no es sencilla.

“Hay absolutamente más ateos en todo el mundo que nunca antes, tanto en números absolutos como en porcentaje de la humanidad", dice Phil Zuckerman, profesor de sociología y estudios seculares en el Pitzer College en Claremont, California.

Según una encuesta de Gallup Internacional de más de 50.000 personas en 57 países, el número de personas que alegan ser religiosa se redujo de 77% a 68% entre 2005 y 2011, mientras que los que se auto-identificaron como ateos aumentaron un 3%, con lo que la proporción mundial estimada de no creyentes es de 13%.

Los eruditos todavía están tratando de desentrañar los complejos factores que impulsan a un individuo o una nación hacia el ateísmo, pero hay algunos puntos en común. Parte del atractivo de la religión es que ofrece seguridad en un mundo incierto. Así que no es sorprendente que las naciones que reportan los mayores índices de ateísmo tienden a ser aquellas que proporcionan a sus ciudadanos relativamente alta estabilidad económica, política y existencial.

 

 

religion 2

Foto: BBC

 

 

"La seguridad en la sociedad parece disminuir la creencia religiosa", dice Zuckerman. El capitalismo, el acceso a la tecnología y la educación también parece correlacionarse con una corrosión de la religiosidad en algunas poblaciones, añade.

 

 

Crisis de fe

 

La disminución en la creencia parece estar ocurriendo en todos los ámbitos, incluso en lugares de fuerte religiosidad, como Brasil, Jamaica e Irlanda. "Muy pocas sociedades son hoy más religiosas de lo que eran hace 40 ó 50 años", dice Zuckerman. "La única excepción podría ser Irán, pero eso es difícil porque la gente secular podrían estar escondiendo sus creencias."

Decadencia, sin embargo, no significa desaparición, dice Ara Norenzayan, psicólogo social de la Universidad de British Columbia en Vancouver, Canadá, y autor de Grandes Dioses. La seguridad existencial es más falible de lo que parece.

En un momento, todo puede cambiar: un conductor ebrio puede matar a un ser querido; un tornado puede destruir una ciudad; un médico puede emitir un diagnóstico terminal. Como el cambio climático causará estragos en el mundo en los próximos años y los recursos naturales potencialmente pueden escasear, entonces el sufrimiento y las penurias podría alimentar la religiosidad.

 

 

religion 3

Foto: BBC

 

 

Pero incluso si los problemas del mundo se resuelven milagrosamente y todos llevaban una vida apacible en el patrimonio neto, la religión probablemente todavía se mantenga vigente. Esto se debe a que un agujero en forma de dios parece existir en la neuropsicología de nuestra especie, gracias a una peculiaridad de nuestra evolución.

Entender esto requiere un ahondar en "la teoría del proceso dual". Tenemos dos formas muy básicas de pensamiento: Sistema 1 y Sistema 2. El Sistema 2 evolucionó hace relativamente poco tiempo, es la voz en nuestra cabeza, el narrador que nos permite planear y pensar lógicamente.

 

EL Sistema 1, por otro lado, es intuitivo, instintivo y automático. Estas capacidades se desarrollan regularmente en los seres humanos, independientemente de su lugar de nacimiento. Son mecanismos de supervivencia, y nos hace propensos a buscar patrones para comprender mejor nuestro mundo, y buscar un significado para acontecimientos aparentemente aleatorios, como los desastres naturales o la muerte de los seres queridos.

Por todas estas razones, muchos estudiosos creen que la religión surgió como "un subproducto de nuestra disposición cognitiva", dice Robert McCauley, director del Centro para la Mente, Cerebro y Cultura de la Universidad de Emory en Atlanta, Georgia. "Las religiones son acuerdos culturales que evolucionaron para participar y aprovechar estas capacidades naturales de los seres humanos."

 

 

religion 4

Foto: BBC

 

 

Hábitos difíciles de romper

 

Los ateos deben luchar contra todo ese bagaje cultural y evolutivo. Los seres humanos, naturalmente, quieren creer que son una parte de algo más grande, que la vida no es completamente inútil. Nuestras mentes anhelan propósito y explicación. "Con la educación, la exposición a la ciencia y el pensamiento crítico, la gente podría dejar de confiar en sus intuiciones", dice Norenzayan. "Pero las intuiciones están ahí."

Por otro lado, la ciencia (el sistema de elección que muchos ateos y no creyentes usan para comprender el mundo natural) no es una píldora cognitiva fácil de tragar. La ciencia trata de corregir los sesgos del sistema 1.

Tenemos que aceptar que la Tierra gira, a pesar de que nunca experimentamos esa sensación para nosotros mismos. Debemos abrazar la idea de que la evolución es totalmente indiferente y que no existe un diseño final o propósito al Universo, a pesar de que nuestra intuición nos dice lo contrario.

 

También nos parece difícil admitir que nos equivocamos, resistir nuestros propios prejuicios y aceptar que la verdad tal como la entendemos siempre está cambiando a medida que nuevos datos empíricos con probados. "La ciencia es cognitivamente difícil", dice McCauley. "La religión, por otra parte, es sobre todo algo que ni siquiera tenemos que aprender porque ya lo sabemos."

"Hay evidencia de que el pensamiento religioso es el camino de menor resistencia", añade. "Tendríamos que cambiar fundamentalmente algo acerca de nuestra humanidad para deshacernos de la religión".

"Los seres humanos necesitan consuelo ante el dolor y sufrimiento, y muchos tienen que pensar que hay algo más después de esta vida, que son queridos por un ser invisible", dice Zuckerman. "Siempre habrá gente que cree, y yo no me sorprendería si se mantienen la mayoría."

 

 

FUENTE: BBC


Compartir Twittear Compartir