Equipo de expertos recomienda qué Apps sí son buenas para educar a niños

Gadgets, Wearables e Innovación

Por Sophimania Redacción
24 de Junio de 2015 a las 14:33
Compartir Twittear Compartir
Equipo de expertos recomienda qué Apps sí son buenas para educar a niños

Un equipo internacional de investigadores ha creado la primera guía basada en evidencia que ayuda a los padres a saber qué aplicaciones sirven para educar a los niños.  Los resultados se publican en la revista Psychological Science in the Public Interest.             

En este momento hay más de 80.000 aplicaciones que dicen ser educativas para los niños pequeños y niños en edad preescolar. Pero después de analizar más de 40 años de investigación científica sobre cómo aprenden los niños, el equipo encontró que hay cuatro factores clave que determinan si una aplicación es realmente educativa: activa, ocupada, significativa y socialmente interactiva.

"Con la introducción del iPad hace solo cinco años, el mercado se ha inundado con miles de aplicaciones para niños pequeños”, explica uno de los investigadores, Jordy Kaufman del Babylab en Swinburne University of Technology de Australia, en un comunicado de prensa. "Hasta ahora, ha sido difícil determinar si estas aplicaciones tienen algún valor educativo".

 

 

app 2

Foto: CELLZ

 

 

Los investigadores explican que para que una app promueva el aprendizaje activo, tiene que requerir un esfuerzo mental. "Un buen ejemplo de una aplicación de libro de cuentos que fomenta la actividad mental es una que exija que los niño tengan que elegir entre personajes de la historia u objetos que realzan la historia", dijo Kaufman.

Para que una aplicación sea atractiva, necesita asegurar que los niños permanezcan en la tarea y no se distraigan con animaciones en la pantalla, efectos de sonido o recompensas, tales como pegatinas virtuales. Aplicaciones de aprendizaje significativas son las que hacen que la información que se le enseña al niño o el conocimiento existente, les permite recordar y comprender la lección.

"Un número de aplicaciones en el mercado requieren memorización superficial, como por ejemplo una aplicación que le pide a un niño a tocar un triángulo y luego aplaude al niño por hacerlo", dijo Kaufman. "Compare esto con una aplicación que explica y demuestra que un triángulo tiene tres lados, luego le pide al niño a encontrar los triángulos, esta es una enseñanza significativa".

Por último, una aplicación que incorpora la interacción social mediante la participación de más de dos usuarios a participar en las interacciones tiene una mejor oportunidad de ayudar a un niño a aprender.

Pero mientras que la evidencia sugiere que estos cuatro factores pueden ayudar a los niños a aprender, todavía no es suficiente información para mostrar hasta qué punto las aplicaciones son realmente útiles cuando se trata de educación, y si pueden sustituir el aprendizaje del mundo real.

 

 

FUENTE: Science Alert


Compartir Twittear Compartir